1. home
  2. /En la red

Nada se le resiste a ‘Secret’, la perrita yogui que también baila, toca la guitarra, pinta… y ayuda en casa

Este pastor ovejero australiano se ha convertido en la mejor amiga de Mary, una joven con Trastorno del Espectro Autista

2 Minutos de lectura
Es una raza muy inteligente

El pastor ovejero australiano es una raza muy inteligente

© GettyImages

Los perros son la compañía perfecta para el ser humano y ‘Secret’ es uno de los ejemplares que mejor lo demuestran. Llegó a la vida de Mary para combatir el Trastorno del Espectro Autista que le diagnosticaron y se ha convertido en la alumna más aventajada de la clase puesto que casi nada se le resiste: baila, toca varios instrumentos, pinta, ayuda en casa, hace ejercicio y también yoga.

Mary Peters tiene 20 años, vive en Bellingham (Washington, Estados Unidos) y hace un tiempo le diagnosticaron Trastorno del Espectro Autista (TEA). Se trata de una discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos. Algo que ha conseguido controlar gracias a una perra de la raza pastor ovejero australiano que se ha convertido en su mejor amiga y en su compañera ideal.

No en vano, los entrenamientos que ha llevado a cabo con Secret le han servido para ayudarla ya que gracias a ella ha podido terminar todos sus estudios. Su papel en los logros obtenidos es tan importante que, el próximo otoño, cuando Mary entre en la Universidad de Washington para estudiar lo hará junto a su fiel amiga.

¿Cómo comenzó su historia? Hace seis años: fue entonces cuando la joven adoptó a esta perra, que en aquel momento tenía un mes y medio de vida. No tardó demasiado en comenzar su entrenamiento: Secret tenía un año y a Mary le acababan de regalar un libro sobre ‘Doga’, una especie de manual de yoga para perros lleno de ilustraciones. Se le ocurrió que podían intentar llevar aquello a la realidad.

Una alumna avanzada

A los pastores ovejeros australianos les encanta aprender y es una raza conocida por su inteligencia. Mary y Secret comenzaron a practicar trucos todos los días a base de repetirlos: como si de un mimo se tratase, la perra imitaba todos los movimientos que hacía su dueña. Varios años después, el can sigue aprendiendo y, además, trabajan en movimientos nuevos. El animal no se resiente de la actividad física porque lo que realmente le cansa es el esfuerzo mental.

En este tiempo Secret ha aprendido a hacer ejercicio y yoga: su ejecución de las diferentes posturas es lo que le ha proporcionado gran fama en las redes sociales. Ayuda a Mary en las tareas domésticas ya que sabe recoger la cocina, hacer la colada e, incluso, cómo ayudar a pasar la aspiradora.

El mundo de las artes es otro de sus fuertes: no sólo es capaz de pintar manejando los pinceles con la boca, también ha aprendido algunos pasos de baile y se atreve con grandes éxitos del mundo de la música. Lo que todavía se le resiste es tocar determinados instrumentos como la guitarra o el piano. Y cuando toca divertirse, su juego preferido es el escondite.