1. home
  2. /En la red

¡Romper por lo sano! Recorre 9.500 km para quitar un candado de amor que puso con su exnovio

La tiktoker Kassie Yeung recorrió casi 10.000 kilómetros para eliminar el candado que había colocado como símbolo de su amor con el que era su novio

2 Minutos de lectura
Seúl

En 2019, Kassie Yeung colgó un candado en la Torre N de Seúl como símbolo de la relación que tenían en aquel momento

© GettyImages

Entre Los Ángeles (California, Estados Unidos) y Seúl (Corea del Sur) hay 9.850 kilómetros. Esta es la distancia que ha recorrido una conocida tiktoker para acabar con cualquier elemento que le recordase la relación amorosa que mantenía con su exnovio. Y, en este caso concreto, se trataba del tradicional candado que simbolizaba el sentimiento que alguna vez les unió.

Kassie Yeung tiene 23 años y ningún reparo a la hora de hacer las maletas para trasladarse desde Estados Unidos hasta Corea del Sur. No se trata de un viaje laboral, sino personal: la joven ha recorrido casi 10.000 kilómetros para romper el candado que, junto a su ex, había colocado en una conocida atracción turística de la capital: la Torre, comúnmente conocida como la Torre Namsan.

En lo más alto de esta edificación, las vallas están cuajadas de candados de colores: las parejas los colocan allí y, después, tiran la llave al agua como símbolo de su férrea relación de amor. Eso es lo que hizo Kassie Yeung en 2019, pero ahora que nada le une al que era su novio ha decidido acabar con cualquier fleco suelto de aquella historia y, además, ha dejado constancia de ello en un vídeo que ya supera los ocho millones de visualizaciones.

En la breve grabación, publicada en TikTok, es posible reproducir todos los pasos dados por Kassie: desde el vuelo que despega de Los Ángeles hasta el aterrizaje en Seúl, pasando por la compra de unos alicates para romper el candado hasta su subida a la Torre Namsan en el teleférico. Finalmente, tal y como confesó a Insider, encontró el dispositivo de seguridad tras una búsqueda que duró media hora. Ahora ya está lista para pasar página.

Seúl
Son muchas las parejas que acuden hasta esta atracción turística para dejar una muestra de sus relaciones amorosas ©GettyImages

Una tradición serbia

Al contrario de lo que pueda parecer, la costumbre de colocar un candado como símbolo de amor en un puente tiene origen serbio. Desanka Maksimović escribió un poema ‘Molitva za ljubav’ (‘Oración por el amor’) inspirada en una historia que habría tenido lugar en Vrnjačka Banja. Durante la Primera Guerra Mundial, una profesora y un oficial del ejército, que mantenían una relación, solían quedar en un puente de la ciudad.

Cuando a él le mandaron a Grecia conoció a otra mujer y la maestra murió a causa del desamor. Por esta razón, las jóvenes se dejaban caer por ese punto de encuentro para colocar un candado con el que, supuestamente, atraparían a sus enamorados. Un relato que, mucho tiempo después, utilizaría como inspiración Federico Moccia para su libro ‘A tres metros sobre el cielo’ en el que el candado iba a parar al Puente Milvio de Roma.