1. home
  2. /En la red

Levantar pesas de 180 kilos… ¡con casi 80 años! Nora, la superabuela que puede con todo

No había hecho nada de ejercicio hasta que se jubiló, a los 65 años

2 Minutos de lectura
Levanta pesas de 180 kilos con 78 años

Nora Langdon levanta pesas de hasta 180 kilos con 78 años

© Captura de pantalla de ‘Good Morning America’

Nora Langdon es una jubilada estadounidense de 78 años que no se dedica precisamente a jugar a la petanca… La mujer se ha puesto tan en forma en los últimos años que se ha convertido en toda una estrella del levantamiento de pesas en su país. Es capaz de alzar la friolera de 180 kilos, proeza por la que acapara nada menos que 19 récords mundiales.

Pero no siempre fue así. A los 65 años, cuando se jubiló, Nora tenía serias dificultades hasta para subir y bajar escaleras. Aquello, lejos de apoltronarla en su casa, la motivo para ponerse en forma. Y lo consiguió; ¡vaya si lo consiguió! Ahora puede pasar hasta tres horas seguidas en el gimnasio haciendo sentadillas y todo tipo de ejercicios de máquina.

“Nunca fui a un gimnasio ni hice deporte hasta los 65 años”, reconoce en el programa de televisión estadounidense ‘Good Morning America’. “El primer día que pisé un gimnasio, me fui a casa esa noche y me dije a mí misma que no volvería nunca más porque era demasiado para mí”, asegura. “Entonces escuché una voz que decía, ‘regresa’; así que volví y aquí estoy hoy”.

Contrató a un entrenador personal y comenzó con ejercicios sencillos y levantando las pesas menos pesadas. Poco a poco fue incrementando la dificultad y no tardó demasiado en colarse en las clasificaciones de las mujeres de su rango de edad. “Le he ganado a todas”, dice con orgullo. “No tengo competencia”.

Aunque ya ha ganado más de 20 competiciones, Nora quiere seguir mejorando. “Su próximo objetivo es hacer algo sin precedentes para su edad: un total de levantamiento de pesas de más de mil libras (453 kilos)”, tal y como anuncia Art Little, su entrenador. “Es sorprendente porque pensarías que a medida que alguien envejece, se debilita, pero ese no es el caso porque ella pasa tiempo en el gimnasio y trabaja duro”.

Se trata de todo un reto para su edad y también de un gran aliciente para ella. “Me mantiene motivada y por eso voy”, dice Nora. “Ahora estoy fuerte ahora, no tomo medicación y estoy bien de salud y ahí es donde quiero quedarme”. Por eso anima a otras personas de su edad a seguir su ejemplo: “Muchos mayores simplemente se quedan en casa, se sientan y ven televisión después de jubilarse, pero naciste para continuar hasta que el Señor te lleve”, manifiesta con contundencia. “Tu cuerpo está hecho para hacer ejercicio y tienes que mantenerlo en movimiento para mantenerte saludable”.