1. home
  2. /En la red

Hablamos con Dianina XL, la ‘influencer’ que se rebela contra los complejos

Se ha convertido en uno de los referentes del ‘body positive’ en las redes sociales, donde acumula más de 600.000 seguidores

5 Minutos de lectura
Influencer

Diana López de Bernardo es Dianina XL, la influencer que lucha contra los complejos con positividad y buen humor

© Dianina XL

“Muy buenas a todos. Bienvenidos un día más al canal. Hoy, os traigo un vídeo…”. Como un chute de energía y sin perder la sonrisa, así comienza todos sus vídeos Diana López de Bernardo, también conocida en redes sociales como Dianina XL. Esta joven valenciana residente en Italia se ha convertido en uno de los referentes del body positive. Lucha contra los complejos y los prejuicios desde el positivismo, marcado por su buen sentido del humor y desparpajo a la hora de hablar sin tapujos de papadas, usar fajas o celulitis.

Con casi 600.000 seguidores, desembarcó en el mundo youtuber hace más de cinco años como entretenimiento y con el objetivo de compartir sus consejos sobre cómo buscar trabajo o mudarte al extranjero. Pero ahora su canal se ha convertido en un reflejo de lo que ella llama “vivir la vida on fire, un lugar donde se prueba desde los productos más surrealistas o comparte anécdotas y experiencias personales que conectan rápidamente con el público.

Influencer
Con cerca de 600.000 seguidores en sus redes sociales, Dianina XL se ha convertido en todo un referente del movimiento ‘body positive’ ©Dianina XL

Antes de alcanzar el éxito, Diana fue camarera, limpiadora, dependienta recepcionista o secretaria, trabajando incluso 12 horas al día y teniendo hasta tres empleos a la vez. Su historia es sin duda un claro ejemplo del trabajo duro y esfuerzo que no solo se refleja en la gran comunidad de fieles que tiene hoy en día en las plataformas sociales- con los que ha llegado hasta formar vínculos de amistad-, sino también en los logros profesionales que ha conseguido, llegando a publicar un libro, sacar su propia colonia o tener un espacio en un programa de Radio Nacional de España. En TU OTRO DIARIO hemos hablado con ella sobre su trayectoria.

¿En qué momento das ese salto a generar un contenido centrado en el body positive?

Cuando vi que la gente empezaba a comentarme “me encanta tu seguridad, me transmites muy buen rollo”. Comencé a ver el tema del body positive y me di cuenta de que en la edad adulta sí había gente que le frenaban los complejos. Gente que tuve maravillosa, súper capaz de un montón de cosas y que me decían que no hacían determinadas cosas porque tenían miedo a que las criticaran. Así que me dije ‘pues vamos a tirar por aquí’.

Influencer
La clave del éxito de Dianina XL es la naturalidad y hablar sin tapujos de cuestiones cotidianas de las que muchos se avergüenzan ©Dianina XL

¿Cómo definirías el ‘body positive’?

Como un movimiento que busca que la diversidad sea la nueva normalidad. Esa frase la repito mogollón porque creo que refleja y resume muchísimo lo que quiere decir body positive, porque erróneamente mucha gente piensa que es un movimiento de gordas, para estar gordas. No, no, yo tengo un espejo en mi casa y voy a un médico y sé que tengo que adelgazar por mi salud. Hay muchísimas razones por las que una persona puede tener sobrepeso, infra peso, etc. Pues es muy importante amarse tal cual es, lo que no quiere decir glorificar ni fomentar la obesidad, que es lo que se suele acusar más. No, lo que estoy normalizando es tener este cuerpo y que te importe tres pepinos. El aspecto físico, lo que te tiene que importar es tu salud en todo momento.

Es decir, se reivindica todo tipo de cuerpos

Efectivamente, esa es la clave. Cualquier tipo de cuerpo que esté como esté, por el motivo que sea. Creo que nadie tiene el poder de juzgar el cómo es el físico de nadie. Y creo que el body positive es clave para eso. Para defender la idea de que el físico de uno es el resultado de X cosas, de una enfermedad, de que te entrenas, de que no, de cómo comes, de mil cosas. ¿Quiénes son los demás para juzgar? ¿Para decir esto es bello? A cada uno le gustará lo que le guste, porque la belleza es subjetiva, lo que no quiere decir que tú estés en posesión de la verdad absoluta y que tenga que existir un canon de belleza.

¿Y crees que en las redes sociales se fomenta la diversidad de cuerpos?

Cuando empecé en 2016, era o estabas según un cuerpo menos normativo, súper retocado y súper todo, o era demasiado gorda para hacer body positive. Pero ahora hay una cantidad de perfiles variados que hacen inclusión a la diversidad de una manera preciosa.

Uno de tus lemas es ‘vivir la vida on fire’. ¿Qué es exactamente?

Vivir sin preocupaciones del qué dirán y que las decisiones que tomes de las cosas que hacer o no hacer las tomes tú. Pero tú libremente de verdad, sin estar coaccionada por “me van a decir esto, me van a criticar, van a pensar lo otro”.

¿Y luchas contra los complejos y estereotipos con tu contenido?

Yo creo que sí, que a cada cosa le doy ese puntito. Hago un haul de ropa y siempre te meto algo de manera inconsciente. No solo estoy enseñando ropa.

Tienes más de 600.000 seguidores en tus redes sociales, ¿cuál crees que ha sido la clave de tu éxito?

Pues la naturalidad. El ser yo misma en todo momento y no tener filtros, solamente el filtro de YouTube. El poder hablar de cualquier cosa sin tapujos. Yo creo que la gente cuando hablas de temas cotidianos, de problemas que te pasan y la gente no suele contarlos, se siente identificada y eso hace que se quieran quedar.

Influencer
Promueve aceptar y querer el propio cuerpo tal cual es, pero también cuidarlo por salud ©Dianina XL

A algunos de tus compañeros de profesión, la palabra ‘influencer’ no les gusta. ¿Es tu caso?

Hay gente que lo repudia porque dice “es que yo no influencio, es que yo soy creadora de contenido”. Vale, yo creo contenido, pero quiero pensar que influencio a las personas de manera positiva, entonces no me molesta si me lo llaman. Siempre que sea de manera positiva, está bien.

¿Sientes la presión de los ‘haters’?

A veces sí y alguna vez me he cortado. Pero cuando hay que mojarse con temas que yo creo justos, me mojo sin ningún problema y digo, mira, si alguien no está de acuerdo con esto, de verdad se puede ir, porque yo soy siempre pro libertad, pero también soy pro de que tu libertad termina donde empieza la del otro. Por ejemplo, el tema del coronavirus en Italia que empezó aquí. La gente decía no, eso no es nada, Diana. ¿Qué está pasando? Está muriendo gente aquí, lo estamos pasando fatal. O sea, estaba muriendo gente de mi edificio donde yo vivía cuando en España no había llegado, así que no me contéis milongas porque yo estoy viviendo aquí. Esto no es una mentira y no es una conspiración. O sea, hay temas que sí y evidentemente me cae hate [críticas], pero también te digo: la puerta está abierta.

¿Y cómo ha sido tu experiencia del confinamiento? Porque tu vives justo en Lombardía, donde empezó todo

Fue horrible. Lo he llevado mal. Desde la segunda ola, aquí hemos estado encerrados desde noviembre. Yo hablaba con mis padres que están en Valencia y las restricciones eran mucho más laxas. Pero aquí fue encierro, encierro. He tenido que empezar una terapia psicológica. Yo veía que no podía, y cuando no puedes hay que pedir ayuda.