1. home
  2. /En la red

Tras 50 años separadas, encuentra a su madre y es… ¡la actriz de su serie favorita!

Lisa Wright solo sabía que su progenitora la abandonó porque era demasiado joven y no podía cuidar de ella

2 Minutos de lectura
Actriz de Estados Unidos

Cuando era pequeña, Lisa no se perdía la serie ‘That‘s my mama’ (‘Esa es mi madre’), así que creció junto a ella sin saberlo

© GettyImages

Cuando Lisa Wright decidió que quería encontrar a su madre biológica nunca se imaginó que podía haber estado frente a ella durante buena parte de su vida. Cinco décadas después de haber sido adoptada la encontró y descubrió que había sido la protagonista de la serie que veía en la televisión cuando era pequeña.

A lo largo de cincuenta años, Lisa no sintió el impulso de buscar a sus padres biológicos. Sabía que su madre la había abandonado en Los Ángeles porque cuando la tuvo era muy joven y no podía cuidar de ella. No obstante, todo cambió cuando Wright tuvo un hijo propio y éste quiso indagar sobre el pasado y la familia de su progenitora.

Una prueba genética

Por esta razón, sugirió a Lisa que se hiciera una prueba de ADN para obtener información sobre su genética. Cuando recibió los resultados, éstos llegaron de la mano de un emparejamiento familiar: le informaban de que habían encontrado a su tío, el hermano de su madre, y decidió ponerse en contacto con él para saber qué significaba aquello.

Actriz de Estados Unidos
En el momento en el que tuvo noticias de la mujer que era su madre biológica descubrió que era la actriz Lynne Moody ©GettyImages

Días después tuvo lugar la llamada que desencadenó el resto de acontecimientos. Lisa le contó lo que sabía acerca de su nacimiento, datos que el hombre confirmó al mismo tiempo que desvelaba a su sobrina que la familia llevaba muchos años buscándola. Después de aquel primer reencuentro, no pasó mucho tiempo hasta que Lisa tuvo noticias de su madre biológica.

La actriz de su serie

Fue en ese momento cuando descubrió que era la actriz Lynne Moody, quien, por casualidad, protagonizó uno de las series favoritas de Lisa cuando era niña y cuyo título resulta completamente revelador. Aquella pequeña creció viendo ‘That‘s my mama’, que, traducido, significa “Esa es mi madre”. Aquel programa que no se perdía jamás tenía mucho más en común con ella de lo que podía imaginar.

Desde que se produjo la adopción de Lisa, Lynne Moody no sabía qué le había sucedido a su hija. No tuvo más descendencia y cada día de su vida soñaba con el momento en el que pudiera reencontrarse con aquella niña. Tal y como confesaba a la publicación Today: “Cuando nació me taparon los ojos para que no pudiera verla, pero pude escucharla llorar. Todo lo que acerté a decir fue ‘lo siento, cariño’. Como madre, nunca olvidas y durante estos 50 años he tratado de aprender a vivir con eso”.

Ahora, con este reencuentro, la vida les ha dado una segunda oportunidad ante lo que Lynne desvela que ha sido como volver a alumbrar a Lisa. Una mujer que, sin saberlo, creció viendo a su madre.