1. home
  2. /En la red

Un profesor recupera el coche que se había visto obligado a vender gracias al precioso gesto de sus exalumnos

Marcelo Siqueira tuvo que desprenderse de su Volkswagen Beetle de 1972 para poder solventar su situación económica

2 Minutos de lectura
También es conocido como 'Escarabajo'

Durante los últimos 49 años Marcelo había conducido un Volkswagen Beetle que se había convertido en una de sus señas de identidad

© GettyImages

Marcelo Siqueira tiene 87 años y toda su vida ha ejercido como profesor en Brasil, su país natal. Como muchos jubilados, ahora vive de su pensión que resulta insuficiente en los tiempos de crisis que ha sembrado el coronavirus. Por esta razón tuvo que vender su coche y aquel adiós definitivo se convirtió en un hasta luego: un grupo de exalumnos recaudó la cantidad suficiente para comprarlo y devolvérselo como nuevo.

Este docente es muy conocido en su barrio de Curitiba (Brasil) por dos razones. La primera de ellas es su coche: un Volkswagen Beetle de 1972 que ha conducido durante los últimos 49 años y que fue el vehículo que tuvo que vender para solucionar sus problemas económicos. El segundo motivo es su labor como profesor en la escuela Doña Carola.

Durante mucho tiempo impartió clases de Geografía e Historia y para muchos de los alumnos y alumnas que pasarlo por las clases de aquel colegio fue algo más. Le describen como un maestro inspirador que les dejó huella con sus lecciones, las que venían en los libros y las que no. Cuando supieron que había tenido que desprenderse de su coche quisieron devolverle una parte de lo que él les dio: “Fue esencial en nuestras vidas como niños para pensar hacia el futuro. Se sentaba con la gente y daba muchos consejos”.

El sobrenombre de este coche es Escarabajo
Pusieron en marcha una recaudación en la que también participaron los vecinos de este maestro brasileño para recuperarlo y restaurarlo ©RPC Parana

Recuperado y renovado

Así las cosas, un grupo de exalumnos organizó una recaudación en la que no solo participaron aquellos que habían pasado por la clase de Marcelo: sus vecinos también pusieron su granito de arena para reunir el dinero necesario para comprar su coche y, de paso, para ponerlo a punto. Además del correspondiente mantenimiento, el vehículo fue sometido a un lado de cara interno y externo.

La entrega del remodelado Volkswagen Beetle se produjo de la mano de su hijo y de muchos de los que fueron sus alumnos. Marcelo no pudo evitar la emoción y las lágrimas al comprobar lo que habían hecho por él aunque las carcajadas también estuvieron presentes. Y es que cuando el profesor intentó arrancar el coche no pudo hacerlo así que todos los presentes tuvieron que empujarle hasta el taller más cercano.