1. home
  2. /En la red

El Robinson Crusoe italiano abandona su isla después de más de 30 años cuidándola

Mauro Morandi tiene 81 años y durante las últimas tres décadas ha sido el único habitante de Budelli

2 Minutos de lectura
Isla de Italia

Llegó a Budelli en 1989 en un catamarán que compró junto a unos amigos y se quedó con el puesto de guardián de la isla

© GettyImages

Italia tiene a su propio Robinson Crusoe. O tenía. Igual que el personaje de la obra escrita por el inglés Daniel Defoe, Mauro Morandi (81 años) se instaló en Budelli. Esta paradisíaca isla ubicada en el norte de Cerdeña ha sido su hogar desde 1989, pero, ahora, su único habitante hace las maletas debido a las presiones de las autoridades.

Mauro nació en Módena y trabajaba como profesor de Educación Física cuando, cansado del consumismo y de la situación política de Italia, decidió mudarse lejos de toda civilización. Su objetivo era empezar una nueva vida cerca de la naturaleza y por eso fijó su objetivo en una isla desierta de la Polinesia.

Isla de Italia
Uno de los principales atractivos turísticos de Budelli es su ‘spiaggia rosa’, es decir, su playa con arena rosa ©GettyImages

De Polinesia a Cerdeña

Junto a unos cuantos amigos compró un viejo catamarán y aunque lo reformaron, no tenían dinero suficiente para dar forma a su aventura. Por esta razón cambiaron el destino y pusieron rumbo al archipiélago de La Maddalena: el plan era trabajar y ganar dinero para obtener fondos suficientes y entonces, sí, navegar hasta Polinesia.

En aquel momento Mauro no sabía que, a pesar de su empeño, jamás llegaría hasta allí. Cuando pasaron por la isla de Budelli pararon para visitarla y conocieron a su guardián: se jubilaba en dos días y Morandi supo que había encontrado su lugar. Corría el año 1989 cuando se convirtió en el protector de la isla.

Isla de Italia
Durante más de tres décadas ha sido el único habitante de la isla y ha ayudado a cuidarla ©GettyImages

Las presiones

A excepción de los turistas que llegaban en verano, él era el único habitante. En 1994, Budelli se convirtió en un parque nacional y, a partir de entonces, su acceso está limitado a un número de turistas diario. De esta forma protegen la isla y uno de sus principales atractivos: la playa de arena rosa que los visitantes se llevaban como recuerdo.

En los últimos años la vida de Mauro Morandi se ha caracterizado por las amenazad de desalojo. En 2020, Fabrizio Fonnesu, presidente del Parque Nacional de La Maddalena, aseguró que había realizado alteraciones ilegales en su cabaña: la antigua sede de una radio de la Segunda Guerra Mundial. Por ello, le comunicaron que querían que abandonara Budelli.

È una 20ina di anni che lotto contro chi mi vuole mandare via, anche se sostenuto , psicologicamente e non solo da...

Posted by Mauro Morandi on Sunday, April 25, 2021
Una decisión que acaba de llegar, tal y como informaba este Robinson Crusoe italiano en sus redes sociales. Pondrá rumbo a un pequeño apartamento ubicado en una isla cercana dentro del archipiélago de La Maddalena: “Mi vida no cambiará demasiado, seguiré viendo el mar. Me iré con la esperanza de que, en el futuro, cuiden de Budelli como yo lo he hecho durante 32 años”.

tags: