1. home
  2. /En la red

La realidad supera la ficción: son hermanas gemelas pero han tardado en descubrirlo... ¡35 años!

Molly y Emily nacieron en Corea del Sur, pero fueron adoptadas por familias diferentes en Estados Unidos

2 Minutos de lectura
Nacieron en Corea del Sur pero luego fueron adoptadas por separado por dos familias estadounidenses

Molly y Emily estaban emocionadas al verse por primera vez

© Captura del vídeo de 'Good Morning America'

Dicen que en alguna parte del mundo todos tenemos a un doble exacto o parecido a nosotros. Y han sido muchas las películas de Hollywood que han relatado historias no solo de personas idénticas, sino de gemelos que por circunstancias de la vida tuvieron que ser separados. Es el caso de Molly Sinert y Emily Bushnell. Son realmente hermanas gemelas y hasta ahora no lo sabían. Ambas nacieron en Corea del Sur y fueron separadas posteriormente al ser adoptadas por familias distintas en Estados Unidos, según relataron al programa ‘Good Morning America’.

Molly se fue a vivir a Florida con una familia judía, mientras que Emily terminó también en un hogar con esa misma religión solo que en Pensilvania. Cada una empezó una nueva vida: asistieron a bailes de instituto, se graduaron, fueron a la universidad y encontraron el amor, pero todo sin saber que ninguna de la existencia de la otra. Pero todo cambió cunado Isabel, la hija de 11 años de Emily le preguntó por sus antecedentes familiares y le pidió someterse a una prueba de ADN para saber si tenían o no más familia. Sin embargo, su madre rechazó hacerlo y le dijo que solo se lo hiciera ella.

Las hermanas llegaron incluso a vestir parecido el día de su boda aunque vivían a miles de kilómetros y no sabían la existencia la una de la otra
Ambas llevaron un look parecido el día de su baile de graduación, cuando aún ni si quiera sabía la una de la existencia de la otra ©Captura del vídeo de 'Good Morning America'

Por su parte y por casualidades de la vida, Molly, que vivía a miles de kilómetros, también había decidido hacerse una prueba de ADN. Los resultados de ambas se descubrieron casi al mismo tiempo el marzo pasado. “’Compartes el 49,96% del ADN con esta persona. Predecimos que es tu hija’. Obviamente, esto no está bien, porque nunca me he dado a luz. No tengo hijos ”, relató Molly al recibir los resultados y descubrir que tenía una compatibilidad con Isabel.

“Inmediatamente se llenó un agujero en mi corazón”, contó Emily tras ver los resultados de las prueba de su hija. “Aunque tengo una familia que me ama y me adora y ha sido absolutamente maravillosa, siempre hubo un sentimiento de desconexión. Descubrir que tenía una hermana gemela idéntica lo dejó todo muy claro. Todo tiene sentido”.

  

Tras el shock inicial, ambas consiguieron sus datos y rápidamente se pusieron en contacto a través de mensajes de texto y compartieron fotos suyas para apreciar su gran semejanza. Y de estas imágenes descubrieron que no solo eran idénticas físicamente, sino que en la forma de ser. Fueron con vestidos de palabra de honor similares al baile de graduación y un peinado del mismo estilo. Además de ver que habían tenido también como mascotas dos gatos negros con una mancha blanca cuando eran pequeñas.

En vez de verse a través de una videollamada, decidieron postergarlo para verse cara a cara por primera vez coincidiendo justo el día de su cumpleaños número 36.

El emocionante reencuentro

Bajo la lente de las cámaras del programas estadounidense, las gemelas se vieron por fin cara a cara en Florida y fue un momento conmovedor el pasado 29 de marzo. Lágrimas y abrazos inundaron este encuentro.