1. home
  2. /En la red

¿Qué se siente al ganar el Gordo de la Primitiva? La respuesta la tiene Rufino, el agricultor pacense que se acaba de hacer millonario

Tras años en los que se ha tenido que someter a varias operaciones por un accidente laboral, embolsarse más de 5 millones de euros es todo ‘un alegrón’

2 Minutos de lectura
Ganador del Gordo de la Primitiva

Rufino ha ganado 5,4 millones de euros en el Gordo de la Primitiva

© Captura de pantalla de Informativos Telecinco

Rufino Peanilla, de 47 años, llevaba una vida de lo más tranquila como agricultor de sus propias tierras en Valuengo, una pequeña pedanía de Jerez de los Caballeros (Badajoz), desde que se vio obligado a dejar de trabajar a causa de un accidente laboral en el que perdió tres dedos. El lunes fue a tomar un café al único bar del pueblo y allí se empezó a hablar de que a alguien de la zona le había tocado el Gordo de la Primitiva. Rufino comentó que él tenía un décimo del sorteo del domingo que no había mirado, así que el camarero le dijo que él se lo comprobaba si lo tenía a mano y… ¡era él el ganador! ¡Le habían tocado nada menos que 5,4 millones de euros!

Ganador del Gordo de la Primitiva
Se enteró en el único bar de Valuengo, y por casualidadn, de que el único acertante había sido él ©Captura de pantalla de Informativos Telecinco

No se lo podía creer. Estuvo varias horas intentando digerir la noticia, asumiendo que su situación económica iba a ser radicalmente opuesta. Soltero y sin hijos (y tío de cinco sobrinos), Rufino se acuerda en estos momentos especialmente de su madre, ya fallecida, que hubiera sido “feliz” con este acontecimiento, cuenta al diario ‘Hoy’. Estuvo 17 años trabajando en la empresa siderúrgica en la que tuvo el accidente. Desde entonces, va “bastante al médico” y le han tenido que operar en varias ocasiones, así que tras años de incertidumbre, que le haya tocado el Gordo de la Primitiva “es un alegrón”, como él mismo dice.

Más allá de esa enorme alegría y de la tranquilidad que aporta unas cuentas bancarias más que saneadas, la vida de este recién estrenado multimillonario no va a cambiar demasiado. Su rutina, sus cafés en el bar, su trabajo en el campo… todo eso continuará inalterable. “Tengo unas tierrillas y me gusta pasar mucho tiempo en ella sembrando porque me gusta mucho el campo y los caballos”, de modo que se seguirá dedicando a eso, a cuidar su terreno. A ser feliz.

El afortunado percibirá 51,5 millones de euros
El sorteo de la Primitiva en el que Rufino ha resultado ganador se celebró el pasado domingo ©EuropaPress

Mientras, en Valuengo también se ha armado toda una revolución. Sus habitualmente apacibles calles se han llenado de cámaras y periodistas, interesados en entrevistar a Rufino y en averiguar sus nuevos planes de futuro. Él, sin embargo, ni siquiera sabe cómo lo va a celebrar ni en qué capricho va a emplear parte del dinero. Por el momento, la celebración que ha hecho es acudir con una botella de champán al establecimiento en el que le dieron la noticia más importante de su vida, para brindar con camareros y clientes. “A ver si se pone esto mejor”, dice en alusión a la pandemia en El periódico de Extremadura, porque “algo habrá que hacer”.