1. home
  2. /En la red

Conoce a Alexandra Botez, la versión moderna de ‘Gambito de dama’ que acumula más de 780.000 seguidores jugando al ajedrez

Tiene 25 años, ha estudiado Relaciones Internacionales y ha logrado convertirse en una de los ‘streamers’ más populares

2 Minutos de lectura
ajedrez

Alexandra es maestra femenina de la FIDE de la prestigiosa Federación Internacional de Ajedrez (FIDE)

© missbotez

El fenómeno generado por la miniserie de Netflix ‘Gambito de Dama’ parece no tener fin. Desde su estreno el pasado 23 de octubre, el ajedrez ha vuelto a recuperar aquel brillo que tenía antaño, los tableros han volado de las tiendas, las clases online han aumentado su demanda y hemos podido conocer a algunas de las caras más nuevas que practican este deporte mental, entre ellas, Alexandra Botez, de 25 años, quien se ha convertido en una estrella tras retransmitir sus partidas en Twitch , logrando acumular así más de 780.000 seguidores.

  

Natural de Dallas, Texas, Alexandra, hija de inmigrantes rumanos, se crio en Canadá, donde comenzó a jugar al ajedrez cuando solo tenía seis años después de que su padre hiciera una apuesta con su madre asegurándose que él era capaz de enseñarla a jugar en tan solo dos semanas y lograr que, la pequeña la derrotara. Y así fue, Alexandra no solo logró ganar a su madre sino que su talento era tal que su padre decidió continuar entrenándola. Dos años más tarde la niña jugaba contra diferentes contrincantes en los parques de Canadá, donde es muy habitual esta práctica. Con ocho años ya había ganado su primer campeonato nacional.

  

Tras ese primer triunfo, su familia se mudó de nuevo a Texas y con 15 años ganó el campeonato nacional femenino de Estados Unidos para mujeres menores de 18 años. En Stanford, donde estudió Relaciones Internacionales, Botez fue la primera mujer presidenta del club de ajedrez de la universidad. Cofundó CrowdAmp, una empresa de redes sociales ahora desaparecida que utilizaba inteligencia artificial para una comunicación más personalizada, después se dedicó a transmitir y producir contenido para chess.com, pero llegó la pandemia y con ella se disparó la plataforma de juegos Twitch, en donde Alexandra comparte la cuenta con su hermana Andrea junto a la que retransmite sus jugadas.

Además de sus casi 800.000 seguidores en Twitch, tiene más de 250.000 seguidores en Instagram y cerca de 317.000 suscriptores en su canal de YouTube BotezLive. Y eso que sus padres nunca creyeron que ese mundo de las redes y las plataformas se convirtiera en un negocio, tanto es así que cuando les preguntaban a qué se dedicaban sus hijas, ellos contestaban: “analistas de riesgos” ha declarado la propia Alexandra al New York Post.

Actualmente, tanto Alexandra como su hermana, que acaban de mudarse a Austin, Texas, donde el impuesto sobre la renta es mucho menor, están disfrutando de un año sabático después de graduarse y parece que muy pronto firmarán con una agencia que representa a los mejores atletas de deportes electrónicos.