1. home
  2. /En la red

La aplaudida empatía de un corredor que se tumbó junto a un niño con autismo para ayudarle con una de sus crisis

Rudy estaba caminando con su madre por el paseo marítimo de Southend cuando sufrió una de sus crisis

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
Niño con autismo

Ian se paró para ofrecer su ayuda a la madre y se tendió en el suelo junto a Rudy para calmarle

© GettyImages

Rudy, de cinco años, tiene autismo. Una de las cosas que más le gusta hacer es pasear y eso precisamente es lo que estaba haciendo con su madre, Natalie Fernando, por el paseo marítimo de Southend (Reino Unido) cuando el pequeño vivió una de sus crisis. Un corredor anónimo que estaba entrenando en la zona no se lo pensó dos veces: paró, empatizó con él y le ayudó a calmarse.

La madre de Rudy ha explicado en sus redes sociales que al niño le encanta caminar. Los problemas llegan cuando tiene que regresar. A veces se pone muy nervioso y su reacción es imprevisible: “Normalmente intentamos andar en un circuito para evitarlo, pero su paseo preferido es de los barcos e implica dar la vuelta. Esto, a menudo, conduce a un colapso que suelo manejar, pero tras dos semanas fuera de la escuela fue demasiado para él y para mí”.

This man, a total stranger saved me today from either a meltdown lasting up to an hour or more or the alternative which...

Posted by Better to be Different on Monday, April 12, 2021

Un gesto empático

Rudy se tumbó en el suelo. La reacción de la mayor parte de las personas que circulaban por el paseo marítimo fue quejarse de ese comportamiento… hasta que apareció Ian. El hombre estaba corriendo por la zona y se paró para ofrecer su ayuda a Natalie: “Preguntó a mi hijo cómo se llamaba y cuando le expliqué que realmente no le entendía y que es autista, me respondió: vale, me tumbaré con él”.

Ian se tendió en el suelo junto a Rudy para intentar entablar una conversación… y poco después logró que el niño se pusiera en pie. Acto seguido, el corredor acompañó al pequeño y a su madre hasta el coche. Natalie confesaba que ese amable gestó salvó al pequeño de un colapso que suele durar “una hora o más. Y también evitó la otra alternativa que, normalmente, es una agresión física porque cuando esto ocurre puede volverse muy violento. Fue mi héroe: ojala hubiera más personas como él”.

Today started out as a tough day..! Builders, a garden that is out of bounds, both me and my husband have work to do...

Posted by Better to be Different on Monday, March 29, 2021

La reacción del resto

Además de mostrar su agradecimiento, la madre de Rudy quiso pedir más empatía: “Os sorprendería saber lo desagradable que puede ser la gente”. Y es que, según confesaba, ha tenido que escuchar infinidad de comentarios en los que extraños le recomendaban que no saliera a la calle con su hijo o que no le llevase a restaurantes o supermercados. La gente “asume que se porta mal. Si veis a una madre o a un padre en apuros basta con preguntar si están bien y no juzgarles. Se trata, simplemente, de ser amables”.