1. home
  2. /En la red

La segunda vida de los aviones estacionados por la pandemia: se convierten en restaurantes de lujo

Las reservas se agotan en cuestión de minutos y los menús que ofrecen pueden llegar hasta los 450 euros

1 Minuto de lectura
Passengers are seen sitting in an All Nippon Airways (ANA)

Los clientes pueden degustar en primera clase los menús

© GettyImages

La pandemia del coronavirus ha provocado que muchos hayan tenido que dar rienda suelta a su imaginación e intentar adaptarse su negocio a las circunstancias actuales. La aerolínea japonesa All Nippon Airways ha decidido buscarle una segunda vida a los aviones que se encuentran en tierra por la situación epidemiológica y es que como se ha visto en más de un año, este sector ha sido de los más afectados por los cierres de fronteras y las restricciones.

La aerolínea ha comenzado a servir comidas a bordo en un Boeing-777 estacionado en el aeropuerto de Haneda en Tokio a principios de este mes, según recoge la ‘BBC’. Foie gras, mousse de cangrejo y filete de res wagyu son algunos de los platos que incluyen en esta carta que en total puede alcanzar un menú hasta 460 euros.

Y aunque su precio parezca desorbitado ha tenido una muy buena acogida entre los clientes, ya que han registrado una alta demanda de reservas y se encuentra en lista de espera. Programaron 22 citas gastronómicas para este mes y en total pueden disfrutar de la comida 60 comensales, que están sentados dentro del avión. Hay dos clases, primera, en donde se sirve el menú más caro y el cliente disfruta de todas las comodidades que tiene este nivel, y otra en clase business y cuyo menú ronda los 230 euros.

Además, se garantiza la distancia social entre comensales y aunque no pueden ofrecer a bordo entretenimiento, pueden usar el salón vip que cuenta la aerolínea en el aeropuerto y también reciben el típico kit de comodidades para tener un buen viaje.

JAPAN-AVIATION-ANA
©GettyImages

‘Restaurante con alas’, así es como han bautizado esta idea que fue concebida por los empleados de la aerolínea en un intento por buscarle un rendimiento a las aeronaves en tierra. Pero no es la única compañía que ha puesto un plan parecido. En octubre, Singapore Airlines abrió su “Restaurante A380”, donde los clientes podían cenar dentro de uno de sus aviones estacionados. Esta experiencia solo duró un tiempo pero las reservas se agotaron en media hora.

British Airways también ha decidido diversificarse por la pandemia y ha puesto a la venta menú de primera clase con precios desde los 117 a 93 euros.