1. home
  2. /En la red

Resuelto el ‘misterio’ de la bolsa de patatas fritas que tenía unas gafas en su interior

La madre de Paula compró el producto en el supermercado y cuando quiso abrirlo se dio cuenta de que había unas lentes dentro

2 Minutos de lectura
TU OTRO DIARIO
La bolsa de patatas fritas contenía unas gafas de ver

El supuesto dueño de las lentes ha respondido a Paula en las redes sociales explicando lo qué ocurrió

© Papas Cortijo del Olivar

A veces las bolsas de snacks llegan con una sorpresa en su interior como parte de diferentes campañas de publicidad. Algo que anuncian a bombo y platillo y que, normalmente, suelen ser pequeños objetos destinados a las niñas y niños. No obstante, en esta ocasión el envase dejó sin palabras a la familia que lo adquirió: así se ha resuelto el ‘misterio’ de la bolsa de patatas fritas que tenía unas gafas en su interior.

La madre de Paula Payan fue al supermercado por la mañana y, entre otras cosas, compró una bolsa de patatas fritas. Horas después decidió abrirla para tomar un snack, pero se quedó con las ganas. Al coger el envase, que era semitransparente, se encontró con unas gafas de ver con montura de pasta negra.

  

¿Unas gafas?

La mujer que no estaba segura de lo que veían sus ojos preguntó a su hija: “Paula me iba a comer estas patatas, pero ¿esto no son unas gafas?”. Así era. Tras las risas iniciales y la manipulación de la bolsa, la joven decidió inmortalizar el momento para publicarlo en sus redes sociales. Abrió un hilo en Twitter en el que explicaba lo sucedido y su teoría: “Llegamos a la conclusión de que es de un trabajador al que se le habrán caído en la fábrica. No tenemos ni idea de cómo habrán llegado ni el proceso de las patatas”.

Paula añadía: “Tenemos las gafas de un señor o una señora en nuestra casa y pensamos guardar el paquete como si de oro se tratase”. Las reacciones no se hicieron esperar y entre ellas estaba la del supuesto dueño de las lentes que respondió a la chica: “Hola Paula. Las gafas se me cayeron en la línea de producción en la fábrica de Abrajanejo. Me alegra saber que siguen intactas”.

La bolsa de patatas fritas contenía unas gafas de ver
La empresa ha ofrecido disculpas a Paula y le ha asegurado que le mandará una caja con todos sus productos para compensarle ©Papas Cortijo del Olivar

La respuesta de la empresa

La empresa responsable del producto, Papas Cortijo del Olivar, está ubicada en la sierra de Cádiz y también contestó a Paula con un simpático mensaje. Unas palabras con las que aprovecharon para disculparse por el incidente, ofrecer una explicación y hacerle una promesa: “¡Hola! Antes que nada te pedimos disculpas. Nuestras patatas fritas están tan ricas ¡porque tienen duende! Las gafas son de Manolito, te intentaremos mandar una foto suya y una caja de nuestros productos. Sin sus gafas no ve nada pero tú disfrutarás de nuestras patatas”.