1. home
  2. /En la red

Un peligroso intruso se cuela en una tienda de alimentación y causa pavor entre los clientes

Nadie sabe cómo logró entrar en el establecimiento el enorme animal

2 Minutos de lectura
Tailandia

El enorme reptil trepó por una estantería para colocarse debajo del aparato de aire acondicionado

© Captura de pantalla de Noticias Caracol

Acudir a una tienda 24 horas a comprar algo de comida y toparte con un lagarto gigante es una pesadilla poco dada a convertirse en realidad, pero lo ha hecho. Ha ocurrido este martes en un 7-Eleven de Bangkok (Tailandia), en el que se ha colado un reptil de enormes dimensiones, sembrando el caos en los allí presentes. Nadie, ni clientes ni trabajadores, se explican cómo logró entrar el animal, al que descubrieron trepando por una de las estanterías del establecimiento.

Una joven que se encontraba en la tienda haciendo la compra, grabó con su móvil la impactante situación y el vídeo, como no podía ser menos, se ha hecho rápidamente viral. En él se puede escuchar a algunos clientes gritando al ver cómo el reptil iba trepando sin ningún tipo de problema por la estantería, tirando los envases colocados en ella. “¡Ha destrozado la estantería! ¡Oh, Dios mío!”, se oye exclamar a alguien en las imágenes captadas por el smartphone.

Pero claramente el animal no tenía ninguna intención de atacar. Parece que solo huía del ambiente húmedo del exterior y buscaba el calor que desprendía la parte trasera del aire acondicionado, situado en el techo, justo encima de ese estante. “No importa lo alto que esté, lo alcanzaré”, decía con ironía en su perfil de Facebook la chica que grabó el vídeo.

Al comprobar que el lagarto hacía caso omiso a los humanos que se encontraban en el local, los gritos de los testigos pasaron a convertirse en risa nerviosa. En medio del caos, un empleado de la tienda avisó a las autoridades para que sacaran de allí al inesperado visitante que les ha dejado una anécdota para recordar el resto de sus vidas.

El reptil era un lagarto varano, una especie que mide aproximadamente 2,5 metros de largo (aunque puede llegar hasta los 3 metros) y pesa unos 60 kg. Estos animales suelen campar a sus anchas por Bangkok, en torno a los canales de la ciudad, si bien en alguna que otra ocasión se escapan de su entorno habitual, dando más de un susto a los viandantes que se encuentran a su paso.

Es lo que ocurrió hace tan solo unos meses en dos tiendas de alimentación de la capital tailandesa. En un mismo día, dos lagartos diferentes se colaran en este tipo de establecimientos buscando comida (no calor, como el de este martes). Muchos lo vieron como una gran casualidad, pero algunos expertos apuntaban a la escasez de restos de comida en torno a los canales a causa del confinamiento y de la enorme reducción de turismo por la pandemia.

tags: