1. home
  2. /En la red

La emoción de Julián, un enfermero en prácticas que ha vacunado a su abuelo contra el COVID

‘Es una de las cosas más grandes que me han pasado nunca’ afirmaba el sanitario

1 Minuto de lectura
vacuna coronavirus

© @JuliArrufat11

El coronavirus nos ha dejado imágenes desoladoras pero también otras llenas de esperanza. Es el caso de Julián y su abuelo Olegario, de 88 años, a quienes la pandemia les ha regalado un momento imposible de olvidar y un reencuentro único. Julián, natural de Castellón y estudiante de enfermería en prácticas, fue destinado a poner vacunas contra la COVID al centro de salud de Villarreal al que pertenece su abuelo, lo que no imaginaba es que sería él mismo el encargado de suministrarle la dosis. Llegado el momento, su abuelo, que acudía con algo de miedo a su primer pinchazo, entró en la sala y se quedó totalmente sorprendido al enterarse que sería su propio nieto quien le inyectara la vacuna.

  

El momento, como no podía ser de otra manera, fue inmortalizado por los allí presentes y Julián no dudó en compartirlo en su cuenta de Twitter. “Vacunar del COVID-19 a mi abuelo es una de las cosas más grandes que me han pasado nunca”, afirmaba el enfermero quien ilustró el mensaje con dos significativas fotos. En una, se le ve de pequeño en los brazos de su abuelo, en la otra, vestido de sanitario administrándole la vacuna. El tuit acumula ya casi 200.000 ‘me gusta’.

“Nos hicieron una foto y la subí para tener un recuerdo bonito, pero no esperaba que se viralizara tanto. Mis abuelos siempre han cuidado de mí y, en un momento delicado como este, este tipo de situaciones dan esperanza. Es emotivo vacunar a todo el mundo, pero si es mi abuelo, todavía más”, ha afirmado el enfermero en el programa de ‘La Ventana’ de la cadena SER.

Enfermero de vocación, Julián, quien daba a conocer que su abuelo se encontraba perfectamente tras recibir la dosis, espera ahora poder tener también el gran honor de vacunar a su abuela, aunque ésta, algo más joven que Olegario, aún tendrá que esperar a que llegue su turno.