1. home
  2. /En la red

¡Como Heidi! La niña italiana que da sus clases entre cabras por culpa de la pandemia

Su padre es pastor y, para no dejarla sola en casa, se la lleva cada día con él al campo

2 Minutos de lectura
Niña que estudia en el campo

Fiammetta recibe sus clases online en el campo, entre el rebaño de cabras de su padre

© Captura de pantalla de Informativos Telecinco

Las clases online comenzaron a ser una realidad para millones de niños en todo el mundo de la noche a la mañana hace ahora justo un año, con el inicio de la pandemia. En muchos lugares ha seguido siendo así desde el inicio y en otros, por temporadas que coinciden con los momentos álgidos de nuevas olas de coronavirus. La cuestión es que muchos niños ya no pueden asistir al colegio como lo hacían antes y se ven obligados a recibir la enseñanza a distancia. Es el caso de Fiammetta, una niña italiana de diez años que no tiene más opción que dar sus clases telemáticas en el campo, en medio del rebaño de cabras de su padre, Massimiliano Melis.

Niña que estudia en el campo
Cuando termina sus clases y los deberes, Fiammetta ayuda a su padre en los quehaceres diarios del rebaño ©Captura de pantalla de Informativos Telecinco

Tanto el padre como la madre de la pequeña trabajan fuera de casa. Él es pastor de un rebaño de unas 300 cabras y ella, trabajadora social, de modo que han tenido que buscar alternativas al no poder ir Fiammetta al colegio. Dejarla sola en casa no era viable para ellos, dada la edad de la niña, por lo que les pareció que lo mejor era ir con Massimiliano a la montaña, junto al pequeño pueblo de Terzolas, en la provincia de Trento.

Allí su padre le ha llevado una mesa y un portátil, mediante el que se conecta diariamente con su profesor y sus compañeros. Una vez terminada la jornada escolar, allí hace los deberes y estudia. Por suerte la conexión a internet en la zona es muy buena, por lo que en ese sentido no tiene los problemas que cabrían esperar de estudiar en un prado.

Así, “puede seguir las clases con los profesores y, cuando es necesario, me ayuda con los animales”, explica Massimiliano al periódico local Il Dolomiti. “Al fin y al cabo son dos herramientas de aprendizaje muy diferentes, pero ambas muy útiles para el crecimiento de un niño”. Razón no le falta y, como él dice, ahí “puede tener la mente libre todo lo que quiera”. El único sonido que escucha es el tintineo de los cencerros y los balidos de las cabras; la pequeña no puede estar en un ambiente que favorezca más la creatividad.

Niña que estudia en el campo
El padre ha compartido una imagen de cómo estudia su hija porque es más que representativa del momento que estamos viviendo ©Captura de pantalla de Informativos Telecinco

No es la única que vive una situación como esta y, de hecho, en Tu Otro Diario ya hemos hablado de casos similares (como el del joven siberiano que se subía a un árbol para tener conexión a internet y poder acceder a sus clases online), pero no cabe duda que Fiammetta representa un momento clave en la historia reciente y en cómo han afectado los acontecimientos que estamos viviendo a los niños de todo el mundo. Por eso decidió Massimiliano subir una foto de su hija estudiando en el campo “porque en la situación que estamos viviendo esta imagen dice más que muchas palabras”.

tags: