1. home
  2. /En la red

Pigcasso, el cerdo artista que tiene su propia galería de arte y vende sus cuadros a precio de oro

Un comprador español acaba de comprar una de las creaciones del animal por más de 2.700 euros

2 Minutos de lectura
Por EDIZIONES/TU OTRO DIARIO
Cerdo artista

Pigcasso ya ha recaudado más de 50.000 euros con la venta de sus cuadros

© Farm Sanctuary SA

De estar a punto de morir en un matadero en Sudáfrica a ser una estrella en el mundo de la pintura animal. Así es Pigcasso -bautizado en honor al pintor español Pablo Picasso-, el primer animal que cuenta con su propia galería de arte y el autor de un retrato abstracto del Príncipe Harry por el que han pagado nada menos que 2.350 libras (2.727 euros). Su dueña, Joanne Lefson, activista y fundadora del refugio Farm Sanctuary, en el valle sudafricano de Franschhoek, Ciudad del Cabo, fue quien descubrió su interés por la pintura y quien le dio la posibilidad de experimentar con ella hace un par de años.

Cerdo artista
Retrato abstracto del príncipe Harry pintado por Pigcasso y adquirido por un comprador español por más de 2.700 euros ©Farm Sanctuary SA

Ahora Pigcasso ha vuelto a sorprender en redes sociales con su retrato abstracto del príncipe Harry, una obra que elaboró en un par de minutos y que logró representa a un Harry sonriente, con su característico pelo pelirrojo y sus ojos azules.

La obra de arte, que fue adquirida por un comprador español, es una de las cientos que ha pintado el prodigioso porcino de cuatro años, y, al igual que las otras, se caracteriza por el empleo de colores llamativos y trazos enérgicos. Hasta la fecha, Pigcasso ha logrado recaudar 50.000 libras esterlinas (más de 58.000 euros) con sus cuadros, un dinero que se destina íntegramente al cuidado de todos los animales de la granja donde reside.

Cómo comenzó Pigcasso a pintar

Cuando Lefson rescató al animal del matadero en el que estaba destinado a morir y lo llevó a su establo pensó varias opciones para mantenerlo entretenido puesto que, asegura, “los cerdos son animales muy inteligentes”. Le proporcionó balones de fútbol, pelotas de rugby y unos pinceles que se habían usado en la obra del granero. “Se comió o destruyó todo a excepción de esos pinceles”, detalla su dueña en unas declaraciones recogidas por el portal informativo India.com.

La mujer decidió aprovechar ese aparente interés y le proporcionó pintura no tóxica para niños y el resultado no podía ser más sorprendente. El cerdo incluso aprendió a firmar sus obras plantando su hocico en el papel. Lo que vino a continuación fue una popularidad cada vez mayor con cada obra que publica. No cabe duda de que Pigcasso vale su peso en oro.

tags: