1. home
  2. /En la red

Mientras muchos sueñan con la jubilación, esta mujer prefiere seguir trabajando… ¡con 100 años!

Ruthie Shuster acaba de convertirse en centenaria, pero sigue yendo cada día a su puesto

2 Minutos de lectura
Un restaurante de una conocida cadena de comida rápida

Ruthie se quedó viuda con cincuenta años y desde aquel momento ha trabajado en uno de los restaurantes de McDonald’s

© GettyImages

La mayor parte de los empleados sueñan con el momento en el que escribirán el punto final a su carrera laboral para obtener la jubilación y poder descansar, disfrutar de más tiempo libre… Al mismo tiempo hay quien siente verdadera pasión por su trabajo y se resiste a retirarse. Uno de estos ejemplos lo encarna Ruthie Shuster, una mujer que, a sus 100 años, sigue al pie del cañón en una famosa cadena de comida rápida.

A principios de marzo, el día 3 concretamente, Ruthie sopló un centenar de velas. Lo lógico es pensar que, con semejante cifra, lo habría hecho rodeada de sus familiares. No fue así: esta mujer llena de vitalidad lo celebró en su lugar de trabajo, uno de los múltiples restaurantes que McDonald’s tiene repartidos por en Estados Unidos. El mismo en el que lleva trabajando cincuenta años, nada más y nada menos.

La protagonista contó su historia en Good morning America, el famoso programa de la cadena ABC. No era la primera vez que se ponía delante de las cámaras para explicar que se quedó viuda cuando tenía cincuenta años y desde entonces no ha dejado de trabajar: “Me gusta. Me gano un sueldo, pago mis facturas y eso es bueno. Nunca he tenido mucho dinero, pero siempre he tenido suficiente”. Además, mientras pueda, seguirá yendo a su puesto.

Espectáculo musical cada viernes

Está en Pittsburgh (Pensilvania) y es allí donde le encanta recibir a sus clientes con una sonrisa, sobre todo los viernes cuando, por la tarde, deleita a los comensales con una canción: “Suelen venir unas treinta personas y todos juntos entonamos ‘You are my sunshine’, ellos me acompañan”. No es de extrañar, por tanto, que después de cinco décadas Ruthie se haya convertido en el alma de este restaurante de comida rápida y uno de los rostros más populares de su localidad.

Tanto es así que mucha gente se deja caer por su McDonald’s para conocerla y con motivo de su cumpleaños instalaron un buzón para que los clientes pudieran dejarle tarjetas de felicitación. Eso sí, para Ruthie la edad solamente representa un número y que no le ha dado mucha importancia a cumplir 100 años.