1. home
  2. /En la red

¡Ten cuidado donde te echas la siesta! Una morsa del Ártico aparece en Irlanda tras dormirse sobre un iceberg

El animal, de más de dos metros de largo, estaba a más de 2.500 kilómetros de distancia de su hogar

1 Minuto de lectura
Male walrus resting on beach.

Las morsas del Ártico suelen medir más de dos metros y los machos pueden llegar a pesar 1.700 kilos

© GettyImages

Alan Houlihan y su hija Muireann, de cinco años, estaban dando un tranquilo paseo por la isla irlandesa de Valentia cuando la pequeña avistó lo que creía ser una foca descansando en la rocas. Tras acercarse un poco más al animal, padre e hija comprobaron que no era una foca, sino una morsa de grandes colmillos, una especie que no se había visto en el país desde hace más de diecisiete años. “Era enorme. Era del tamaño de un toro o una vaca” señalaba Alan entusiasmado del extraño hallazgo.

  

Se desconoce exactamente cómo llegó el animal de más de dos metros de largo hasta allí, aunque lo que parece bastante claro es que su lugar de procedencia es el ártico. Los biólogos marinos han coincidido en que la morsa parece bastante joven en función del tamaño de sus colmillos y que es muy extraño que haya sido avistada tan al sur, a pesar de la capacidad de este tipo de animales para viajar grandes distancias.

“Está muy lejos de casa, pero parece una morsa joven, gorda y en forma, que puede ser capaz de volver de nuevo a su hogar”, señaló Peter Richardson, jefe de recuperación oceánica de la Marine Conservation Society al diario Daily Mail.

Otro biólogo marino, Kevin Flannery de Dingle Oceanworld, ha señalado que probablemente la perezosa morsa se quedó dormida sobre un iceberg que se derritió en la plataforma de Groenlandia y se fue a la deriva, trasladando al animal hasta Irlanda, o lo que es lo mismo a más de 2.500 kilómetros de distancia de su hogar. “ Seguro que estaba muy cansada y hambrienta” ha señalado Flannery en el diario Independent.

  

Tom Arnbom, por su parte, asesor principal de WWF en el Ártico, ha explicado en declaraciones a BBC News que lo más probable es que la morsa se aventurara a salir de su territorio en busca de comida. “A menudo son las especies más jóvenes las que se aventuran a hacer largos viajes en busca de lugares en los que alimentarse y reproducirse” señaló Tom.

Sin embargo, y a pesar de la gran travesía que realizó la morsa, los biólogos confían en que sea capaz de regresar de vuelta a casa.