1. home
  2. /En la red

Investigan la muerte de un bebé de cuatro meses que dormía con sus padres en Murcia

El resultado de la autopsia determinará si la causa del fallecimiento pudo ser el aplastamiento por sus padres

1 Minuto de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS
Guardia civil en Andalucía

Los padres han sido imputados por homicidio imprudente grave

© EuropaPress

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha abierto una investigación sobre la muerte de un bebé de cuatro meses en el municipio de Alhama de Murcia, Murcia, según recoge el diario ‘La Verdad’. Los hechos tuvieron lugar en el domicilio familiar en la madrugada del viernes y los servicios sanitarios de emergencia acudieron al lugar después de que los padres del menor se dieran cuenta de que este no respiraba y llamaran a Emergencias.

Cuando llegaron al domicilio familiar, el personal sanitario y dos agentes de la Policía Local, intentaron reanimarlo, pero sin éxito y declararon su fallecimiento. Las autoridades tomaron declaración a los padres, quienes dijeron que el bebé dormía en la misma cama que ellos y que cuando se despertaron se dieron cuenta de que no respiraba.

Pies de bebé de pocos meses de nacido
El bebé murió en la madrugada del viernes©GettyImages

Los agentes detectaron que ambos mostraban síntomas de encontrarse bajo el efecto de alguna sustancia, y los trasladaron hasta un centro hospitalario para someterles a unas pruebas en las que dieron positivo en la prueba de alcoholemia, tal y como recoge ‘La Opinión de Murcia’.

La Guardia Civil trata de esclarecer en este momento los hechos, ya que al parecer, el bebé dormía con sus padres en la misma cama. Los progenitores del fallecido han sido investigados y fueron citados a declarar en calidad de imputados por homicidio imprudente grave.

El cuerpo del pequeño fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde una autopsia confirmará la causa del deceso. La principal hipótesis que barajan es que el bebé muriera aplastado por sus padres cuando estos dormían.

Tragedia en Chile

Una bebé de siete meses murió el pasado diciembre en Valparaíso (Chile) cuando dormía con sus hermanos de 4 y 7 años u uno de los colocó sin querer sus piernas sobre la pequeña, provocándole la asfixia. Fue el padre de la pequeña quien se dio cuenta de que la bebé no respiraba e intentó reanimarla sin éxito, al igual que cuando acudieron los equipos de emergencia.