1. home
  2. /En la red

¡Sálvese quien pueda! La arriesgada maniobra de un pingüino para evitar ser engullido por una manada de orcas

Su agudeza y la ayuda de un grupo de turistas evitaron su fatal desenlace

1 Minuto de lectura
animales

El pingüino no se lo pensó dos veces y saltó al bote de los turistas para ponerse a salvo de sus depredadores

© YouTube/Expert Vagabond

Una combinación de velocidad, destreza y casualidad evitaron que un pequeño pingüino se convirtiera en alimento para una manada de orcas. El asustado animal tuvo la suerte de cruzarse en medio de su persecución con una bote lleno de turistas al que logró saltar de cabeza, tras un primer intento fallido, para ponerse a salvo. Las orcas enfadadas por que su presa hubiera logrado escapar decidieron seguir a la zodiac unos metros más, aunque finalmente acabaron desistiendo e ir en busca de una nueva captura dejando al pingüino tranquilo navegando con sus “nuevos amigos”.

La “salvaje” carrera fue grabada por el bloguero de viajes Matt Karsten, quien se encontraba realizando una ruta junto a su mujer, Anna, por los icebergs en el estrecho de Gerlache, en la Antártida. “Fue una locura verlo en directo. Fue como ver un episodio de National Geographic. Me imagino que el pingüino se sintió muy aliviado de escapar” ha declarado Matt. “Estuvo a bordo durante un rato y después, cuando el peligro había pasado, saltó de nuevo al agua helada” ha añadido el bloguero, quien ha visitado más de 50 países desde 2010 y actualmente tiene su sede en Yucatán, México, después del nacimiento de su segundo hijo.

El pingüino pertenece a la familia de los papúa que se caracterizan por su cabeza negra, su pico anaranjado y por su mancha de plumaje blanco por encima de sus ojos. Suelen medir entre 75 a 90 cm y pesan entre 5 y 8 kilos. Se alimentan principalmente de pequeños peces y crustáceos.