1. home
  2. /En la red

La sorprendente historia del hombre que cuida de 41 gatos abandonados en Fukushima

Mientras sus vecinos huyeron de las nubes de radiación, Sakae se quedó para salvar a los felinos

2 Minutos de lectura
Hombre que lo dejó todo para cuidar de 41 gato

Sakae Kato, de 57 años, cuida de sus gatos

© Captura del vídeo de Telecinco

Justo hace una década, tuvo lugar la tragedia en la planta nuclear de Fukushima, Japón, considerado uno de los mayores accidentes de estas características después de Chernóbil. Por aquel entonces, mientras sus vecinos huían de las nubes de radiación que expulsaba la planta nuclear, Sakae Kato se plantó y decidió quedarse en Namie, una de las zonas con acceso restringido hoy en día de Fukushima. ¿El motivo? Salvar la vida de decenas de gatos que quedaban abandonados tras el desastre.

Once años después, este hombre, de 57 años, continúa con su labor, negándose rotundamente a evacuar la ciudad fantasma en un futuro cercano o lejano. Su vida se centra en el cuidado de 41 gatos- antes tenía otros 23 más, pero fallecieron- así como de un perro que ha acogido y de algunos de los jabalíes salvajes. Un trabajo nada fácil pues todos los días hace la misma rutina de llevar agua y comida a los 41 felinos. Al vivir en una casa en ruinas y sin agua corriente, tiene que ir a buscarla a un manantial de la montaña y traerla en botellas. Según estima él mismo en una entrevista con Reuters, gasta unos 5.000 euros al mes en sus animales.

Mientras sus vecinos huyeron de las nubes de radiación, Sakae se quedó para salvar a los felinos
Todas las mañanas llena de comida y agua los 41 cuencos de los felinos©Captura del vídeo de Telecinco

Todos los animales están en una especie de cobertizo de dos pisos de madera, adyacente a su vivienda, y calienta el lugar con una estufa. “Quiero asegurarme de estar aquí para ocuparme hasta del último. Después de eso quiero morir, ya sea un día o una hora después“, asegura él.

La decisión que tomó de quedarse tras el desastre de Fukushima surgió cuando se encontró mascotas muertas en las casas abandonas de personas que fueron evacuadas de la zona y que él ayudó a demoler, pues en su día era dueño de una empresa de construcción.

Las autoridades han intentado en más de una ocasión evacuar al hombre de la zona, pero el sigue negándose pues es feliz cuidando de los animales. De hecho, en los últimos días, Sakae fue detenido bajo sospecha por la Policía de liberar a unos jabalíes salvajes de unas trampas colocadas por el Gobierno nipón.

Una mujer acoge a cientos de gatos callejeros

La de Sakae no es la única historia de amor por los animales. Maryam al-Balushi se convirtió hace unos meses en noticia después de que se descubriera que cuida de 480 gatos y 12 perros, los cuales ha ido rescatando de la calle desde hace más de una década. Esta funcionaria jubilada de 51 años ha sabido sobrellevar las quejas de sus vecinos, las críticas y, sobre todo, los crecientes gastos derivados de mantener a 492 animales domésticos. Actualmente, la mujer gasta en sus mascotas unos 7.700 dólares (más de 6.400 euros) al mes.

Según recoge la agencia AFP, Maryam se hizo de su primera mascota por casualidad, después de que en 2008 su hijo adoptara un gato persa por el que la mujer no sentía ningún apego, sin embargo, tras darse cuenta de que el adolescente no se hacía cargo del animal, ella comenzó a cuidar al minino, a alimentarlo y a pasar mucho tiempo con él, lo que hizo que poco a poco su cariño por el felino creciera desmesuradamente. “Como muchas madres, me negué a ocuparme del gato ya que no me gustaban los animales, pero terminé involucrándome totalmente”, recordó al-Balushi.