1. home
  2. /En la red

Cuando la suerte te acompaña, pero tú eres más rápido... Así perdió esta pareja el mayor bote de la historia de Euromillones

Habían acertado todos los números y el premio superaba los 210 millones de euros

2 Minutos de lectura
Acertaron Euromillones, pero no compraron el boleto

Rachel y Liam habían acertado todos los números del sorteo, que tenía un bote de más de 210 millones de euros

© Captura de pantalla de 'Lorraine', de ITV

Rachel y Liam es una joven pareja de 19 y 21 años de Hertfordshire, Inglaterra, que llevaba unas pocas semanas jugando a la misma combinación en el sorteo de Euromillones. Ya se sabían los números de memoria, por lo que cuando los escucharon en televisión el viernes 26 de febrero, no se lo podían creer: habían ganado 182 millones de libras o, lo que es lo mismo, ¡210,75 millones de euros! Nada menos que el mayor bote de la historia del sorteo. Estaban pletóricos. Rachel se lo comunicó inmediatamente a toda su familia y a sus amigos. Un sueño hecho realidad tan inalcanzable para la mayoría que parecía mentira… y efectivamente lo era.

Sí, habían acertado la combinación ganadora. Y sí, la app oficial de UK Lotto (la lotería nacional de Reino Unido) con la que compraba el boleto le había enviado una notificación que decía claramente que habían ganado, pero el dinero no aparecía en su cuenta bancaria. Había configurado la aplicación móvil para comprar siempre los mismos números y había introducido sus datos bancarios para, en caso de tener algún acierto, cobrar el dinero directamente sin necesidad de hacer más gestiones.

Por eso, llamó a atención al cliente de la app y le dieron la fatal noticia: como la cuenta del banco estaba en números rojos, no se pudo efectuar la compra. ¡Habían acertado, pero no habían adquirido el billete! Lo de ser millonarios había sido un sueño tan maravilloso como fugaz. “Me sentía en la cima del mundo cuando pensaba que había ganado”, explica Rachel a The Sun, y “se me partió el corazón cuando escuchamos al hombre al otro lado del teléfono decir que en realidad no habíamos comprado el boleto”.

Ya se había imaginado viviendo en una casa maravillosa y conduciendo coches de lujo, mientras que Liam, que estudia economía en la Universidad, había ido mucho más allá e incluso había calculado cómo gastarían el dinero de manera eficiente para llevar una vida holgada para siempre. “Se enfadó mucho más que yo” cuando supo que no habían ganado nada, detalla Rachel.

Ahora, la pareja asegura que seguirán jugando a la lotería, pero, eso sí, creen que esta combinación está gafada, de modo que lo tienen claro: “No volveremos a usar esos números”, aseguran. Está por ver si vuelven a salir en los medios de comunicación por haber ganado dos veces la lotería (y por cobrar el premio al menos una...)

tags: