1. home
  2. /En la red

El canguro que acude todos los días a un bar australiano y... ¡simula ayudar a la camarera!

Todos los días entra y sale a su antojo del local, llega a la barra e intenta manejar la caja registradora

2 Minutos de lectura
Por TU OTRO DIARIO/EDIZIONES
Vive en los alrededores de una taberna australiana

Entra y sale cuando quiere de la taberna John Forrest Wildflower, en el Parque Nacional John Forrest, en Australia

© John Forrest-Tavern

Los clientes de la taberna John Forrest Wildflower acuden hasta allí porque es un lugar único y porque, mientras toman una cerveza o un refresco, pueden contemplar todo tipo de fauna. Situada en el interior del Parque Nacional John Forrest, en Perth, Australia Occidental, es fácil ver grupos numerosos de canguros en las inmediaciones, pero uno de ellos es especial. Tanto es así que ya tiene nombre, Matthew Cuddles (Matt para los amigos), uno más del equipo.

Matt está tan familiarizado ya en el local, que parece un empleado más. Así se puede ver en los vídeos que sube a sus redes sociales una de las camareras del establecimiento, Katelyn Hutton, de 32 años, que comparte a menudo su día a día con sus seguidores. En esos vídeos el canguro ocupa un lugar muy importante como protagonista. Es el único que entra y sale del establecimiento a su antojo y puede llegar a pasar en esa dinámica hasta una jornada laboral entera de ocho horas.

Se siente con la confianza más que suficiente como para entrar en el bar, llegar hasta la barra -situada al fondo- y fingir que trabaja. De hecho, le encanta acercarse a la caja registradora, si bien no ha aprendido a abrirla (por el momento, todo se andará…). Una vez que ha hecho todas las laboras que considera oportunas, Matt sale de nuevo y se reúne con el resto de amigos de su especie.

Matt solía protagonizar vídeos no solo de Katelyn, sino de los excursionistas que se paraban a descansar antes de seguir recorriendo el Parque Nacional. La naturalidad de la que hace gala en sus paseos por la taberna llama la atención a propios y a extraños y todos esos vídeos alcanzaban rápidamente miles de visitas. Por desgracia para quienes acudían a menudo allí, ahora ha descendido enormemente el número de clientes que acude al local porque el Departamento de Biodiversidad, Conservación y Atracciones de Australia Occidental ha decidido poner limitaciones al turismo en el área con el objetivo de proteger el hábitat natural de estos marsupiales.

Katelyn es una gran amante de los animales y cuida a los canguros que merodean a menudo el establecimiento, llevándoles comida. Les observa con detenimiento cuando no hay clientes en el bar y así, ha podido descubrir que Matt tiene novia, una hembra a la que siempre ronda y por la que ya ha protagonizado alguna de las populares peleas de canguros con otro macho.