1. home
  2. /En la red

Clara Louise, la aspirante a maestra que se ganaba la vida limpiando… hasta que se convirtió en ‘top model’

El director de una agencia de modelos la vio por la calle cuando iba camino de su gimnasio

1 Minuto de lectura
La descubrieron por la calle

Antes de que llegase Gucci, Clara trabajaba limpiando casas mientras perseguía su sueño de ser maestra

© claralco

Nunca se había planteado trabajar en el mundo de la moda hasta que el director de una agencia de modelos la vio por la calle cuando iba camino de su gimnasio. La paró y le preguntó si había trabajado como maniquí en alguna ocasión. Negativo. Tras una breve charla su vida acaba de experimentar un giro de 180 grados. Esta es la historia de Clara Louise, la aspirante a maestra que se ganaba la vida limpiando hasta que se convirtió en top model.

Clara Louise tiene 24 años y es de origen jamaicano. De la noche a la mañana pasó de trabajar limpiando diferentes casas mientras perseguía su sueño de ser maestra… a ser modelo. Rob Wilson, director de la agencia FOMO Models, la descubrió hace dos años en una calle del municipio londinense de Hackney. Se acercó, intercambiaron unas palabras y le propuso hacer castings para de las mejores marcas internacionales de moda.

Revistas y marcas

No hablaba en vano. Clara se estrenó en el mundo de la moda haciendo una portada para la revista Picton. Después de aquello no tardaron en llegar los contratos con Primark, Gymshark, Boots y marcas como Gucci: “Entré en la industria del modelaje sin estar segura de en qué me estaba convirtiendo realmente. No estaba segura de mi imagen corporal ni de lo que diría la gente”.

Tal y como confiesa a Metro cree que su papel como modelo está “allanando el camino. Nunca había visto una modelo con curvas, negra, asiática y de minorías étnicas. No pensé que mi apariencia encajase con ese mundo y ahora podrá contarles a mis nietos que he sido modelo de Gucci”.

Para Clara convertirse en modelo le ha dado tiempo “para amarme de verdad. Aprovechar todas estas oportunidades ha aumentado mi autoestima. Estoy muy agradecida porque ha sido una experiencia increíble”. Eso sí, en sus redes sociales ha dejado claro que todavía es “una chica normal del este de Londres. Mi madre no permitiría que esa burbuja creciera y la reventaría de inmediato”. No en vano su objetivo sigue siendo dedicarse a la educación.

tags: