1. home
  2. /En la red

El icónico toro de Wall Street pierde a su creador: conoce la historia de esta imponente escultura

La estatua se ha convertido en el segundo lugar más visitado de Nueva York

3 Minutos de lectura
Conoce la curiosa historia detrás de la emblemática figura de Nueva York

El emblemático toro de Wall Street es visitado por millones de personas

© GettyImages

Cuando uno piensa en Wall Street, lo primero que se le viene a la mente es la Bolsa de Valores de Nueva York y los brókers gritando la venta y compra de acciones, seguido de la emblemática figura del toro bravo que está a punto de embestir. Esta escultura, huérfana tras la reciente muerte de su creador, Arturo di Modica, a causa de un cáncer, se ha convertido en el segundo lugar más visitado de la Gran Manzana, solo por detrás de la Estatua de la Libertad.

Muchos desconocen el verdadero motivo y significado de por qué está en este lugar, e incluso otros no sabían hasta ahora quién era el verdadero dueño de la estatua. La historia detrás del toro de Wall Street está marcada de anécdotas e incluso un momento que parecen sacado de una película de acción. Aquí os traemos el origen de la obra de Di Modica.

"Charging Bull" Statue Artist Arturo Di Modica Addresses Legal Rights Over "Fearless Girl" Installation On Wall Street
El artista italiano Arturo di Modica©GettyImages

Fue en 1973, cuando el artista italiano Arturo di Modica decidió mudarse a Nueva York en busca de nuevas oportunidades profesionales que no encontraba en su país natal. En la Gran Manzana se asentó entre el ambiente artístico de la época y puso en marcha varias obras, sin embargo, no sería hasta crear el toro de Wall Street cuando recibiría un gran reconocimiento. El 19 de octubre de 1987 tuvo lugar el Lunes Negro, la mayor caída de la bolsa de la historia, y Di Modica sintió la preocupación y la gran incertidumbre que se había generado en la sociedad, así que motivado por estas circunstancias desarrolló la escultura del toro (en inglés ‘Charging Bull’) para representar la “fuerza y el poder del pueblo estadounidense” ante la situación de crisis.

Tardó dos años en terminar la estatua de bronce de 3.200 kg, 4,9 metros de largo y 3 metros de alto y le costó 350.000 dólares (unos 288.000 euros) de sus ahorros. Para su instalación, Arturo estableció que lo haría fuera del edifico de la Bolsa de Nueva York, pero de forma ilegal. Así que se pasó varias noches vigilando la zona hasta encontrar el momento perfecto para hacerlo. El 15 de diciembre actuó junto a un grupo de amigos y la ayuda de un camión y una grúa para dejarlo en el lugar. Una operación que tan solo duró cinco minutos y que parecía sacada de una película de acción.

Al día siguiente, el toro se convirtió en noticia por todo el mundo y decenas de curiosos se acercaron hasta el lugar para ver la misteriosa escultura que había aparecido en Wall Street de la noche a la mañana. Sin embargo, aunque a muchos encantó, a otros no tanto. En la zona financiera no lo vieron con buenos ojos y el director de la Bolsa de Nueva York hizo que la retiraran. Arturo pagó una multa para recuperarla y la noche siguiente la colocó en otra parte de la zona financiera de Manhattan, llamada Bowling Green, donde está ubicada a día de hoy.

Wall Street Reacts To Janet Yellen Speech On Economy
Los turistas se fotografían con el toro©GettyImages

“Se me ocurrió esculpir un toro, la imagen de la creciente bolsa de valores: tenía que ser una broma, una provocación. Pero en cambio se convirtió en algo muy serio. Me dijeron que, después de la Estatua de la Libertad, el Charging Bull de Bowling Green, a dos pasos del templo de las finanzas mundiales, es el monumento más visitado de Nueva York”, explicó en su día Di Modica al periódico ‘La Reppublica’. Y el toro de Wall Street es visitado cada año por millones de turistas que no quieren irse de la ciudad sin haberse fotografiado con él, y tampoco sin perder la oportunidad de frotar sus cuernos, pues dicen que trae buena suerte.

La niña que no tiene miedo

El creador de Wall Street también ha tenido que enfrentar otros contratiempos en en los últimos años por su escultura. En 2017, Arturo se mostró contrario con la instalación temporal de la ya también icónica ‘Niña sin miedo’ frente al toro. El artista argumentó que su escultura está destinada a encarnar “la libertad en el mundo, la paz, la fuerza, el poder y el amor”, pero que con la niña enfrente, convertía su mensaje en algo negativo. “Esto es algo negativo, ahora la chica está justo en frente diciendo, ‘ahora estoy aquí, ¿qué vas a hacer?’”, afirmó entonces el escultor.

Statue Of Defiant Girl Installed In Front Of Iconic Wall Street Bull By Global Investment Firm
La ‘niña sin miedo’ frente al toro©GettyImages