1. home
  2. /En la red

Vivieron un bonito noviazgo en el instituto y tras 66 años separados... ¡se han casado!

Estuvieron juntos de adolescentes, pero sus caminos se separaron y cada uno hizo su vida

2 Minutos de lectura
Se enamoraron tras 68 años separados

Fred Paul y Florence Harvey se enamoraron en la adolescencia

© Captura del vídeo de CNN

Fred Paul y Florence Harvey se enamoraron hace casi 70 años, él tenía 16 años y ella tan solo 13. Ambos asistían al mismo instituto en un pequeño pueblo de Terranova, Canadá, y vivieron un bonito noviazgo. Siempre que podían estaban juntos, daban largos paseos, iban a conciertos y se robaban besos en clase. Su relación duró dos años y durante ese tiempo, según cuentan los propios protagonistas, él encendía todas las noches la luz del porche de su casa antes de acostarse para que ella lo viera desde su casa, que estaba “a unos 600 metros de distancia”. Era su manera de darle las buenas noches y de decirle que la amaba.

Ella fue mi primer amor. Mi primera novia y mi primer amor verdadero”, dijo Paul a CNN.

Sin embargo, las circunstancias hicieron que tuviesen que tomar caminos diferentes y se tuvieron que separar. Él se tuvo que mudar a Toronto por trabajo. Y cuando unos años después él volvió al pueblo para encontrarla, ella ya se había mudado. Durante los siguientes 60 años, solo coincidieron en una ocasión en una reunión en su pueblo natal. Pero ella ya estaba casada y él también había formado una familia

Se enamoraron tras 68 años separados
©Captura del vídeo de CNN

El tiempo pasó y en 2017, Florence perdió a su marido por el cáncer, la pareja había estado felizmente casa durante 57 años y tuvieron cinco hijos. En el caso de Fred, también se le murió su pareja, pero dos años después. Y fue este dolor y la pérdida que ambos sufrieron lo que les unió.

Florence se enteró de la muerte de la mujer de Fred y decidió llamarlo para apoyarlo. Poco a poco, pasaron de hablar una vez a la semana, a varias en un mismo día hasta que volvieron a reconectar completamente. Y el pasado mes de julio, ella sorprendió a Paul visitándolo en Toronto. “Cuando me enteré de que estaba en la ciudad y venía a verme, eran las 10:30 de la noche. Salí corriendo de la cama, me vestí y escribí ‘Bienvenida Florence’ con tiza en el camino de entrada y cuando llegó, caminé hacia el auto, le di un abrazo y un beso en la mejilla, y tomé su mano y supe de inmediato que ella me había robado el corazón”, dijo Paul.

Solo necesitaron tres días para darse cuenta de que se querían casar. Además, Fred había empezado su tratamiento para el cáncer de estómago que padecía y Florence estaba comprometida a estar a su lado tanto en lo bueno como en lo malo.

Y pese a la inicial reticencia de sus familias por lo rápido que iba todo, ambos se casaron en una ceremonia muy íntima y con un reducido número de invitados.