1. home
  2. /En la red

¡Su cara lo dice todo! El expresivo rostro de un recién nacido, el perfecto reflejo del sentimiento que genera la pandemia

Se ha convertido en un fenómeno viral porque, sin saberlo, el gesto de su cara ha reflejado el sentir de muchos ciudadanos

2 Minutos de lectura
Un recién nacido

Cuando su madre le pregunta qué es lo que está mirando, el recién nacido dibuja, sin ser consciente, una mueca de desaprobación

© GettyImages

En el refranero español podemos encontrar un par de expresiones perfectas para introducir una de las últimas historias que se ha hecho virales en las redes sociales. La primera de ellas alude a que la cara es el fiel reflejo del alma y la segunda asegura que los niños siempre dicen la verdad. Y eso es lo que ha ocurrido con un recién nacido: tras pasar sus primeras horas en un mundo marcado por la pandemia del coronavirus parece que ha expresado el sentir común de la ciudadanía.

Este bebé se ha hecho popular, como decíamos, gracias a las redes sociales y, más concretamente, a TikTok. En esta conocida plataforma por sus vídeos de breve duración nos hemos se pueden encontrar imágenes de todo: desde las publicadas por rostros conocidos e ‘influencers’ hasta las de gente anónima que se convierten en fenómenos virales como la reacción de este recién nacido

Llegó al mundo a finales del mes de enero y con apenas unas semanas de vida se ha convertido en una de las caras que más veces han compartido los internautas. En el vídeo, que apenas dura unos segundos, su madre le pregunta: “¿Qué estás mirando, mi amor?”. La criatura abre los ojos aunque, en realidad, no ve prácticamente nada porque cuando llegamos al mundo la zona central de la retina todavía no está desarrollada y la visión es limitada. Solo percibimos cambios en la intensidad de la luz.

Identificados con un gesto

El recién nacido sigue con sus ojos los principales focos lumínicos moviendo la cabeza hacia los lados y mirando de reojo hacia un lado y después hacia arriba. Tras este reconocimiento, el bebé arruga sus labios y sube un poco la nariz: un gesto con el que, sin ser consciente de ello, transmite una sensación de tedio, desaprobación, desagrado, cansancio… La mueca que le ha hecho viral.

La razón es sencilla. Los usuarios de las redes sociales se han sentido identificados con la inocente demostración de la criatura que parece estar contando, sin palabras, que el mundo al que acaba de llegar no termina de agradarle. Un sentimiento compartido por buena parte de la población y que está provocado por el escenario en el que llevan viviendo casi un año a causa del coronavirus.