1. home
  2. /En la red

Un ‘simpa’ frustrado: se van corriendo de un bar sin pagar y olvidan allí su teléfono

Un par de amigas pidieron algunas raciones en un establecimiento de Tenerife y a la hora de abonar la cuenta salieron corriendo

2 Minutos de lectura
Dos amigas se fueron sin pagarla

Los sucesos han tenido lugar en un guachinche de La Laguna, un bar donde se sirve comida tradicional

© GettyImages

A veces, el ser humano es capaz de lo mejor y también de lo peor. Gracias a las redes sociales hemos sido testigos (virtuales, eso sí) de historias que nos demuestran la mejor faceta de las personas, pero a veces nos encontramos con situaciones completamente opuestas que muestran la falta de solidaridad que tienen algunas personas. Es lo que ha sucedido en Tenerife, donde dos chicas se fueron sin pagar de un bar… ¡pero se dejaron el teléfono!

El suceso llega en un momento delicado para la hostelería, que está notando de forma especial los efectos de la pandemia del coronavirus. No en vano, bares y restaurantes han tenido que adaptar sus horarios y servicios a las restricciones que ha determinado cada comunidad. Algunos de ellos no han resistidos y otros, como el protagonista de esta historia, están agotados: “No podemos permitir esto más, estamos cansados y cada semana nos pasa una o dos veces. La hostelería está sufriendo mucho para que encima los clientes nos hagan esto”.

Dos chicas se marcharon sin pagar
Según los responsables del establecimiento, no era la primera vez que las chicas se iban sin abonar la cuenta ©Guachinche ‘Como en casa’

No era la primera vez

Situemos los hechos. ‘Como en casa’ es un guachinche (un establecimiento propio de la zona norte de la isla de Tenerife en el que se suele ofrecer comida casera tradicional) ubicado en La Laguna. Este fue el local que un par de amigas eligieron para tomar algo: unas cuantas raciones acompañadas de vino blanco. Hasta aquí una práctica habitual. Lo grave llegó en el momento de pagar la cuenta.

Las chicas se levantaron de la mesa, abandonaron el guachinche y se marcharon a toda prisa para no abonar lo que habían consumido. El problema es que una de ellas se dejó su smartphone olvidado en el bar: los ocupantes de una mesa que estaba al lado y que desconocían que se habían marchado sin pagar, quisieron avisarles e incluso intentaron llevarles el móvil… pero habían salido corriendo y no lo lograron.

Dos amigas se fueron sin pagarla
La madre de la joven que olvidó su teléfono en el bar fue la encargada de pagar y de pedir perdón ©GettyImages

Responde la madre

El propietario del establecimiento denunció el ‘simpa’ en las redes sociales porque, según explica, no es la primera vez que estas personas consumen sin pagar. Añade, incluso, que las han grabado con la cámara de seguridad y que otros locales han vivido lo mismo. Sin embargo, en esta ocasión tenían el móvil de una de las dos chicas y esto es lo que se planteaba el dueño: “¿Qué hago cuando vengan a buscar el móvil? Todo esto nos da mucha rabia porque estamos trabajando muy bien y que se rían de nuestra profesión así de esta manera…”.

Sin embargo, no fue la propietaria del teléfono la encargada de dar la cara. Desde el establecimiento consiguieron hablar con su madre que, avergonzada, se disculpó y se personó en el local para pagar los 23,60 euros de la cuenta y, de paso, para pedir disculpas en persona. El dueño del bar declaró en Cope Tenerife que no iba a poner ninguna denuncia, pero sí aprovechó para avisar a sus compañeros de profesión para que estén alerta ya que este tipo de prácticas están aumentando en la zona.