1. home
  2. /En la red

La asombrosa fortaleza de un chico de 24 años que ha superado un cáncer, la sepsis, la meningitis y el COVID en un año

Los últimos doce meses de Nathan Cummings se han convertido en una carrera contrarreloj en la que siempre ha sido positivo

2 Minutos de lectura
Cama de hospital con un enfermo

A Nathan Cummings le detectaron un tumor cerebral y aunque los médicos no tenían muchas esperanzas, sobrevivió

© GettyImages

A Nathan Cummings le bautizaron como ‘el hombre milagro’ después de superar la que iba a ser su primera gran prueba de 2019. Este joven británico de 24 años no se imaginaba que su vida se acababa de convertir en una gran batalla que hoy, por fortuna, puede contar. En doce meses ha superado un cáncer, la meningitis, dos sepsis y el coronavirus. No es de extrañar que se sienta agradecido por estar vivo después de su complicado año.

Todo comenzó en 2019 cuando perdió el equilibrio en el trabajo y decidió ir al médico por lo extraño de la situación. En un principio, los facultativos creyeron que sus síntomas estaban relacionados con una infección de oído. Nada más lejos de la realidad: las pruebas revelaron que tenía un tumor maligno en el cerebro del tamaño de una pelota de ping pong, que, al parecer, podría haber estado creciendo durante toda su vida.

Una operación de urgencia

El meduloblastoma medía cinco centímetros y se encontraba en su etapa más avanzada cuando fue diagnosticado en noviembre de 2019. Sin tiempo que perder, los médicos del Royal Preston Hospital (en Lancashire, Inglaterra) le sometieron a una cirugía urgente para extirparle el 90 por ciento del tumor en una operación de ocho horas arriesgada para su vida.

Cama de hospital con un enfermo
De todas las enfermedades que ha pasado en el último año, el coronavirus ha sido la más fácil de superar ©GettyImages

Advirtieron a su familia de que las posibilidades de Nathan eran mínimas y si superaba la operación, probablemente, quedaría paralizado y perdería el habla. No solo sobrevivió a la operación, también empezó a caminar dos días después. El siguiente paso fue enfrentarse a las dos sesiones de quimioterapia y a las treinta de radioterapia: iba cinco días a la semana al hospital.

También el coronavirus

Un proceso que se vio interrumpido por la meningitis: cayó enfermo dos veces, una de ellas el día de su 24º cumpleaños. Aquel 30 de diciembre volvió a ganar la partida a la muerte… pero la batalla no había terminado. Entre enero y marzo de 2020, durante sus sesiones de quimioterapia, sufrió sepsis dos veces. Y una semana después de reponerse contrajo el coronavirus.

Nathan explicaba que no terminaba de entender por qué ha sufrido tantas enfermedades, pero, a pesar de ello, ha mantenido una actitud positiva y ha animado a otras personas enfermas a no darse nunca por vencido: “Ha sido realmente difícil porque estoy enfermando todo el tiempo y hay días en los que me siento un poco mal. Ha sido un verdadero año del infierno: luchando contra el cáncer, la quimioterapia, la meningitis, la sepsis… Curiosamente, el coronavirus fue lo único que superé sin demasiados problemas. Así que doy gracias por estar vivo”.