1. home
  2. /En la red

¿Pagarías 50 euros por un cuadro pintado por un perro? Así es como se gana la vida Hunter

Desde que se convirtió en un fenómeno viral ha vendido casi 300 cuadros

2 Minutos de lectura
Hunter se gana la vida vendiendo cuadrod

Todo empezó en 2017 cuando sus dueños quisieron cambiar la decoración de su casa y le enseñaron a manejar el pincel

© GettyImages

No todo el mundo tiene talento para el arte y por increíble que parezca, a veces, el mundo animal está mejor capacitado para ello que mucho humanos. Es el caso de Hunter, un curioso y llamativo perro que se ha hecho famoso gracias al efecto de las redes sociales… y de sus pinturas. Las mismas que le han convertido en todo un fenómeno viral, le están reportando una considerable cantidad de dinero.

Hunter es un Shiba Inu que tiene ocho años y reside en Canadá. Desde hace cuatro años se dedica al mundo del arte gracias a la destreza con la que maneja el pincel a través de su hocico. Todo empezó en 2017 cuando sus dueños, Kenny Au y Denise, quisieron cambiar la decoración de una de las paredes de su casa. Se pusieron manos a la obra para encontrar unos cuadros que les gustasen, pero se dieron cuenta de que ninguno les convencía del todo.

El efecto de las redes sociales

Tal y como cuenta Denise necesitaban “un poco de arte nuevo así que pensé en dejar que Hunter pintara un poco”. Se armaron de paciencia y enseñaron a su perro a sujetar un pincel con la boca para, después, llevarlo hasta el lienzo: cuando dominó este paso llegó el momento de añadir la pintura. Fue entonces cuando Hunter empezó a plasmar sus habilidades y sus dueños le dieron vía libre para practicar todo lo que quisiera: “Pinta tan a menudo como quiere, nunca lo forzamos”.

Un día decidieron subir las obras a sus redes sociales y muchos usuarios les sugirieron que las vendieran: “Después de publicar las primeras imágenes la gente nos pidió que configurásemos una página de Etsy para que pudieran sus pinturas”. Kenny Au y Denise empezaron a ser testigos del potencial que tenían los cuadros de Hunter así que decidieron crearle un perfil de Instagram a través del cual se pueden adquirir las láminas.

Casi 300 cuadros

Los más de 18.000 seguidores que este Shiba Inu tiene pueden ser testigos de su creatividad, aunque, es sí todo depende de su estado de ánimo. Sus creaciones están llenas de pequeños toques y marcas que lleva a cabo con los pinceles más gruesos acompañados de algunos bucles que hace con herramientas más ligeras.

Hasta el momento ha vendido 288 pinturas, tanto originales como por encargo. Cada una de ellas cuesta unos 50 euros así que si hacemos las cuentas, Hunter ha ganado unos 14.400 euros con sus cuadros. Unos beneficios que sus dueños invierten en los cuidados propios del perro, en la compra de materiales y en echar una mano a fundaciones benéficas que se encargan de cuidar animales.