1. home
  2. /En la red

Abrazos que curan: el tierno gesto de un enfermero calmando a un paciente COVID con síndrome de Down

‘Sé el riesgo que puedo correr. Pero como es un paciente especial, necesitaba mucho cariño’ ha asegurado el sanitario

1 Minuto de lectura
Medicine Jail

Un enfermero brasileño no ha dudado en poner en riesgo su vida para calmar a un paciente de coronavirus con síndrome de down

© GettyImages

La pandemia nos está dejando algunas imágenes que nos gustaría poder olvidar, pero también nos está mostrando el lado más humano y solidario de algunas personas. La última de ellas ha tenido lugar en Brasil, concretamente en el interior del Amazonas, donde un enfermero no ha dudado en poner en riesgo su propia vida para proporcionar la mejor medicina a uno de sus pacientes, el cariño.

Émerson Junior, de 30 años, un joven con síndrome de Down y positivo en coronavirus, estaba sufriendo un episodio de asfixia tras colapsarse sus pulmones debido a a enfermedad. Desorientado y muy nervioso, no sabía lo que le pasaba y se resistía a que los médicos le colocaran el respirador que precisaba. En esos momentos, Raimundo Nogueira Matos de 38 años y sanitario en el hospital brasileño de Caapiranga donde Emerson estaba ingresado, no lo dudó. Se acercó al enfermo, le abrazó, logró tranquilizarle y le colocó el respirador.

 

Uma cena que ilustra uma Profissão que salva vidas todos os dias. Um Enfermeiro abraça um paciente com Síndrome de Down...

Posted by Centro de Apoio Geriátrico on Monday, January 25, 2021

El enfermo es consciente del riesgo que corrió, pero no se arrepiente, y si fuera necesario, lo volvería hacer. “Sé el riesgo que puedo correr. Pero como es un paciente especial, necesitaba mucho cariño”, ha asegurado el sanitario, que lucha desde hace meses contra esta pandemia desde primera línea de batalla.

La imagen ha sido hecha pública por el Centro de Apoio Geriátrico de Brasil, quien no ha dudado en mostrar públicamente su apoyo a todos los sanitarios que desde hace más de un año luchan desde primera línea de batalla contra el virus, que ya se ha cobrado la vida de más de 219.000 personas en su país y cerca de 2,16 millones en todo el mundo. Junto a la imagen, este texto: “Una escena que ilustra una profesión que salva vidas todos los días. Un enfermero abraza a un paciente con síndrome de Down para calmarlo. Al ver la desesperación del paciente, que no podía respirar bien, el Enfermero Raimundo Nogueira Matos de 38 años trata de calmar a Émerson Junior, de 30, contaminado con la COVID-19. Gracias al abrazo pudo ponerse la máscara de oxígeno”.