1. home
  2. /En la red

Tus vuelos ya no serán lo mismo: esto es lo que nunca debes consumir en un avión

Una azafata ha publicado un vídeo explicando de dónde procede el agua o cómo se elabora el café y el té

2 Minutos de lectura
Los asistentes de vuelo atendiendo a los pasajeros

Kat Kamalani es una azafata que no ha desvelado en qué aerolínea trabaja, pero sí recomienda renunciar a un pequeño privilegio

© GettyImages

Si alguna vez has subido a un avión, probablemente, hayas pedido algo de beber. No hacemos referencia a toda la oferta de refrescos, infusiones o bebidas alcohólicas que las aerolíneas tienen en su catálogo, sino a ese inocente vaso de agua con el que pretendías aliviar tu sed. A partir de ahora tus viajes ya no serán iguales: una azafata desvela lo que nunca debes consumir en un vuelo.

A no ser que se trate de un vuelo breve en una compañía de bajo coste, los pasajeros suelen tener derecho a disfrutar de algunas bebidas gratuitas: agua, café, té… Puede que después de ver el vídeo de Kat Kamalani renuncies a este pequeño privilegio. Esta azafata de Estados Unidos se ha hecho viral después de contar a los usuarios de TikTok qué es lo que nunca deberían pedir en un vuelo.

Los asistentes de vuelo atendiendo a los pasajeros
Su publicación acerca de las bebidas de los vuelos acumula más de un millón y medio de reproducciones©GettyImages

No ha desvelado en qué aerolínea trabaja, pero puede presumir de tener más de 465.000 seguidores en la citada plataforma. Allí es donde ha publicado un vídeo con el siguiente título: “No consumas estas cosas en un avión. Solo prométeme que no lo harás”. El vídeo de Kat ya tiene más de 1,5 millones de reproducciones.

Olvídate del vaso de agua

La regla clave que regala esta azafata a sus seguidores es la siguiente: evitar consumir cualquier líquido que no esté en una lata o botella de plástico. ¿La razón? El agua que se proporciona a los pasajeros está almacenada en un tanque similar al que nos enseña en las imágenes de su vídeo: “Esos recipientes no se limpian nunca y son repugnantes”.

Al hilo de esto hace una recomendación para aquellas madres y padres que piden agua caliente para preparar los biberones de sus bebés. Lo más adecuado pasa por solicitar agua embotellada para la mezcla y una taza de agua hirviendo para calentarlo posteriormente colocándolo en el interior.

Tampoco café o té

Después de desestimar las peticiones de agua durante un vuelo, añadió un par de bebidas más: el café y el té. No en vano, para elaborarlos utilizan el agua que está dentro de los citados depósitos: “Son asquerosos y, además, están junto a los lavabos”. Por si esto no fuera suficiente, Kat mostró las diferentes partes que tienen las máquinas de café con las que están equipados los aviones confesando que algunas de ellas solo se limpian si están rotas: “La próxima vez que cojas un vuelo pregunta a cualquiera de los asistentes: rara vez bebemos té o café”.