1. home
  2. /En la red

¿Un escaparate viviente en Torrelavega? No, una mujer atrapada en una tienda

Su intención era realizar unas compras en el centro de la localidad cántabra, pero el comercio echó el cierre cuando ella aún estaba dentro

2 Minutos de lectura
Una mujer se quedó dentro de una tienda cerrada

Una mujer de Torrelavega fue a una tienda para realizar unas compras, pero los dueños echaron el cierre sin darse cuenta de que estaba en el interior

© GettyImages

Los vecinos de Torrelavega (Cantabria) que el sábado pasado paseaban por el centro del segundo núcleo urbano más relevante de la citada comunidad autónoma vivieron una situación, cuanto menos, surrealista. Una mujer se quedó atrapada en una tienda y tuvo que pedir ayuda desde el escaparate.

La protagonista de esta historia tiene 87 años y es vecina de esta localidad cántabra. A última hora de la tarde del sábado se dirigió a una de las tiendas que están ubicadas en la calle Joaquín Cayón de Torrelavega para efectuar unas compras, pero no pudo cumplir su cometido. Y no porque el comercio estuviera cerrado, sino porque los dueños del mismo echaron el cerrojo… con ella dentro.

  

Llegado el fin del horario comercial, los vendedores bajaron la persiana sin darse cuenta de que había una persona en el interior del local. La mujer se quedó encerrada y cuando se percató de ello se vio obligada a buscar una manera de pedir auxilio: para ello se situó en el escaparate, desde donde hizo señas para lograr que alguien le ayudase.

Treinta minutos pasaron hasta que se percataron de que la mujer no formaba parte del decorado de la tienda. Hasta allí se trasladaron tres agentes de la Policía acompañados por un cerrajero: el cuarteto logró recatarla cuando faltaban quince minutos para que comenzase el toque de queda en Torrelavega (22:00). La mujer no pudo hacer sus compras, pero al menos recuperó su libertad.

Vivir en un centro comercial

De otra manera habría tenido que pasar la noche en el comercio, algo que aquí puede parecer extraño pero no en Estados Unidos, donde el centro comercial más antiguodel país se ha transformado en un bloque de viviendas. El Arcade Providence, ubicado en Rhode Island, fue construido en 1828 y con el paso del tiempo se ha convertido en un edificio histórico que fue nombrado Monumento Histórico Nacional.

Su gran situación y la cantidad de locales vacíos que acumulaba fueron la combinación perfecta para dar forma a la idea de vivir en un centro comercial. No en vano, se han conservado las columnas, las paredes de piedra y el atrio central donde todavía hay tiendas abiertas como, por ejemplo, una panadería.

Es el centro comercial más antiguo de EEUU
Los apartamentos tienen diferentes precios y hay lista de espera para acceder a uno de ellos©Arcade Providence

Así las cosas, los 48 pequeños locales fueron convertidos en lofts de diferentes dimensiones: estos apartamentos van desde los 21 a los 80 metros cuadrados. Además están equipados con todo lo necesario ya que cuentan con un dormitorio, un salón con televisión, una cocina que tiene frigorífico, microondas, fregadero y lavadora y un pequeño baño completo.

Sus precios asequibles (entre 455 y 830 euros) han hecho que la lista de espera para vivir en ellos sea considerable puesto que se han convertido en una opción viable para aquellos jóvenes que quieren independizarse a un precio asequible.