1. home
  2. /En la red

Más allá de los muñecos de nieve: Filomena da rienda suelta a la creatividad y las esculturas llenan las calles

Los ciudadanos se han inspirado y han reproducido diferentes imágenes sacando a relucir su talento oculto

2 Minutos de lectura
Filomena ha desatado la creatividad de los ciudadanos

Los tradicionales muñecos de nieve han dado paso a elaboradas esculturas que reproducen personajes del mundo del arte, de la televisión...

© GettyImages

Filomena ha cubierto España con un manto blanco que todavía permanece ya que el temporal ha dado paso a una ola de frío que ha llegado de la mano de fuertes heladas. La nieve que cayó durante el fin de semana provocó el colapso de ciudades, bloqueó carreteras y ha dificultado tanto el acceso a servicios públicos como el abastecimiento. No obstante, en medio de todo ha surgido un torrente de creatividad: las esculturas.

La borrasca Filomena ha servido de musa para muchos. Los ciudadanos se han sentido inspirados y han sacado a relucir su talento más oculto mientras otros descubrían su capacidad para el arte. Los tradicionales muñecos de nieve con los que pequeños y mayores han decorado las calles de las diferentes localidades han dado paso a una serie de esculturas relacionadas con diferentes temáticas.

El mundo del arte

El mundo del arte ha sido una fuente de inspiración. A las Meninas de Velázquez que se encuentran repartidas por las calles de Madrid se han unido aquellas esculpidas por los ciudadanos en diferentes rincones: una de las más fotografiadas ha sido la elaborada junto al Palacio Real y a la Catedral de la Almudena. Otros han optado por reproducir la Venus de Milo, una de las estatuas más representativas del período helenístico de la escultura griega creada por Alejandro de Antioquía. Eso sí, en esta versión no tiene cabeza.

  

Religión y televisión

En el centro de Madrid los ciudadanos se han cruzado con la obra que el sacerdote Toño Casado ha modelado en la puerta de la parroquia Nuestra Señora del Pilar. El religioso esculpió un Cristo en la cruz como regalo a todo aquel que pasase por la puerta del tempo. Algunos improvisados artistas aprovecharon el paso de Filomena para dar vida a los personajes de sus series favoritas: el elegido fue el payaso Krusty de Los Simpsons.

Los artistas salen a la calle

Hubo espacio también para esculturas que no estaban relacionadas con rostros tan populares como el pequeño dragón que hizo Maikel León. Este artista y tatuador venezolano cogió un trozo de tabla, dos palas de plástico y, junto a su familia, dio forma al citado ser mitológico. Así lo contaba en sus redes sociales: “A lo largo de mi vida he disfrutado de muchos tipos de expresión artística y he realizado escultura en varios materiales, pero debo reconocer que esta experiencia con la nieve me ha encantado”.