1. home
  2. /En la red

La entrañable historia del Cartero Real que escuchó las peticiones de los niños madrileños durante décadas

Un tuitero subió una foto junto a él y mucho otros usuarios le respondieron con una imagen en la que aparecía el mismo hombre

2 Minutos de lectura
Muchos se la entregan a los pajes reales

Las redes sociales han sacado a la luz la historia de un entrañable personaje que llevó ilusión a cientos de niños durante años

© GettyImages

Aunque la Navidad ya ha pasado, estos días en las redes sociales se ha vivido una historia relacionada íntimamente con una de las tradiciones de las citadas fiestas. Cuando se aproxima diciembre son muchos los niños y niñas que escriben la carta a los Reyes Magos y, llenos de ilusión, se la entregan a sus Majestades o a sus pajes reales. Este es el punto de partida de una entrañable historia.

Todo comenzó cuando, la noche del 5 de enero, el tuitero Rafa Gil publicó una imagen suya en la que aparecía junto a lo que parecía un Rey Mago en El Corte Inglés de la calle Goya, de Madrid. Una instantánea que compartía con muchos niños y niñas que hoy son adultos ya que las respuestas no se hicieron esperar, tal y como él mismo explica: “Anoche subí esta foto. Según mi madre es como del 81. Enseguida me empezó a escribir gente a la que ese señor le sonaba de algo”.

Fueron muchos los pequeños que se sentaron en las rodillas de su majestad para contarle cuáles eran sus deseos. Ante el aluvión de imágenes, Rafa inició un hilo en el que iba mostrando las fotografías que recibía de los años setenta e, incluso, de los noventa. No se sabía a ciencia cierta si su papel era de Rey Mago, cartero o paje real, pero algunos usuarios aseguraban que también había pasado por Lavapiés, donde era muy conocido.

Ha sido un tuitero quien ha descubierto su historia
Gracias a la imagen que subió un tuitero, muchos niños (hoy adultos) han descubierto la historia de su Cartero Real ©@nopodemosmas

Su sobrino

Gil aprovechó para solicitar ayuda al famoso centro comercial con el objetivo de conocer la historia de aquel hombre que había marcado a varias generaciones. El Corte Inglés respondió asegurando que le recordaban perfectamente: “Era una gran persona que siempre recibía con ilusión a los más pequeños. Forma parte de miles de álbumes de fotos navideñas que hicimos con nuestro estudio fotográfico”.

En ese momento de la improvisada investigación todo apuntaba a que el nombre de aquel Rey, cartero o paje real era Sandalio… pero fue su propio sobrino el encargado de arrojar luz sobre el asunto. El hombre se llamaba Toribio Aparicio, era de Colmenar Viejo y trabajó como figurante en muchas series y películas. Además de este nombre, tenía otro artístico con el que firmaba las dedicatorias que hacía en sus fotos como Cartero Real: Omar. Misterio resuelto, que deja un sabor agridulce pues el hombre que escuchó los deseos de cientos de niños madrileños falleció en 1999.

tags: