1. home
  2. /En la red

La conmovedora reacción de una niña ciega al recibir sus libros favoritos en braille: ‘¡Ahora los puedo leer yo!’

Emrie nació con una anomalía genética que le impide ver, pero no disfrutar de una de sus pasiones: la lectura

2 Minutos de lectura
Sistema de lectura braille

La tía de Emrie puso en marcha una campaña de crowfunding para conseguir el dinero necesario para comprar los libros de Harry Potter, que escritos en braille cuestan unos 200 euros cada uno

© GettyImages

La Navidad está plagada de celebraciones, pero hay un par de días que son especialmente mágicos. Nos referimos a la noche del día 24 de diciembre y del 5 de enero: dos momentos mágicos en los que Papá Noel y los Reyes Magos dejan los obsequios a tenor de lo pedido por los más pequeños de la casa. Y, a veces, el mejor regalo de todos es la reacción al encontrarse con las sorpresas que les esperan. Eso es, precisamente, lo que ha pasado con Emrie: una niña ciega que ha emocionado a todos al recibir sus libros favoritos escritos en braille.

Esta pequeña de siete años, que vive en Kansas City (Misuri, Estados Unidos), nació con una extraña anomalía genética que le impide ver. Algo que no le supuso un impedimento para aprender a leer con el sistema braille: lo consiguió a los cuatro años y desde entonces los libros son una de sus grandes pasiones. Tanto es así que por sus manos pasan ejemplares de mayor nivel que el de su edad.

Fan de ‘Harry Potter’

Como otros tantos, Emrie se ha convertido en toda una aficionada de las aventuras del mago más famoso: Harry Potter. Ha seguido sus andanzas gracias a los libros que su padre le lee en voz alta, pero cuando acabaron la primera entrega de la saga de J.K. Rowling (Harry Potter y el cáliz de fuego) la niña decidió que quería seguir leyendo el resto de historias por su cuenta.

El problema es que los libros escritos en braille tienen un precio aproximado de 200 euros y la saga de Harry Potter está compuesta por siete novelas, es decir, costaría 1.400 euros. Por esta razón, la tía de Emrie, Kateyn Suter, recurrió a la plataforma de crowfunding ‘GoFundMe’ contando la historia de su sobrina y pidiendo ayuda a la gente. La reacción no se hizo esperar: en un día había recaudado unos 3.400 euros con los que hicieron realidad el sueño de la pequeña… y algo más.

El gesto de la familia

Cuando la niña abrió la caja y empezó a tocar su contenido exclamó: “¡Son libros!”. Acto seguido, con una gran sonrisa dibujada en su rostro, empezó a leer los ejemplares que tenía en sus manos: “¡Harry Potter! ¡Ahora puedo leerlos yo!”. Y no sólo ella. Como la cantidad recaudada por su tía era superior a lo que necesitaban, la familia de Emrie ha comprado cinco sagas completas y las ha donado a varias bibliotecas y escuelas de Kansas City: “Nos hemos quedado sin palabras ante la amabilidad que hemos recibido y no podemos dar las gracias lo suficiente a todos y cada uno de vosotros por contribuir”.