1. home
  2. /En la red

Una mujer se ‘pelea’ con su árbol de Navidad debido a un inesperado y escurridizo adorno

En mitad de la noche escuchó unos ruidos que procedían del interior del abeto y pensó que era un gato, pero se equivocó

2 Minutos de lectura
Se cuelan con frecuencia en diferentes lugares

Un mapache se coló en una casa de noche y tiró abajo el árbol de Navidad con todos los adornos que la familia había puesto

© GettyImages

Como es tradicional, en esta época del año los adornos navideños inundan multitud de hogares aunque hay algunos que se imponen al resto: el árbol es el mejor ejemplo de ello. Son muchos los que conservan adornos que pasan de unas generaciones a otras, algunos amplían su colección poco a poco e, incluso, los hay que lo fabrican ellos mismos. El caso de Aubrey Iacobelli no entraría en ninguna de estas categorías: ella acabó peleándose con un inesperado adorno.

La protagonista de esta historia vive en Florida (Estados Unidos) y su caso no tiene desperdicio alguno. En mitad de la noche, cuando el reloj señalaba las cuatro de la mañana, comenzó a escuchar una serie de ruidos que procedían del comedor: cuando llegó a esta habitación se dio cuenta que los sonidos estaban dentro de su árbol de Navidad. Al acercarse pudo comprobar que el causante era una animal: ella creyó que era un gato, pero estaba equivocada.

Se cuelan con frecuencia en diferentes lugares
En Nueva York es frecuente ver a estos animales en las zonas con menos densidad de población y espacios verdes ©GettyImages

¿Un gato?

Intentó ahuyentarlo con una sartén y la ayuda de su perro, pero en la primera batalla no obtuvo ningún triunfo. El tiempo pasaba y, por fin, conocieron al inesperado adorno navideño de su árbol: un mapache.

El animal tiró el abeto al suelo mientras Aubrey gritaba y su mascota iniciaba la segunda pelea: esta vez contra un escurridizo mapache. A pesar de las imágenes, tras el enfrentamiento ambos se encontraban “relativamente bien” según explicaba la protagonista. Tras este primer asalto, el pequeño mamífero carnívoro siguió haciendo travesuras: a las cinco de la madrugada, decidió que la lámpara del salón era el mejor lugar para vigilar la casa.

La historia escribió su punto final cuando Aubrey, armada con una escoba, logró que el mapache bajase de la iluminación que colgaba del techo. Esta invitación a abandonar la casa sí fue comprendida por el animal que se escapó por la gatera de la puerta, el lugar por el que debió entrar por la noche.

Mapaches en el US Open y en la Casa Blanca

No es la primera vez que este tipo de mamíferos se cuelan en algún lugar. Los más famosos de 2020 los encontramos en Nueva York y en Washington. Los primeros entraron al complejo de Billie Jean King, donde se celebra el US Open, como si los mejores tenistas del circuito no estuvieran allí. Lo cierto es que son habituales en aquellas zonas menos densas y más verdes de Nueva York… y Flushing Meadows cumplía con estas condiciones: la curiosidad de los mapaches les llevó a recorrer a sus anchas las instalaciones, el paseo conocido como la ‘Pista de los Ganadores’, e incluso, algunos se pararon a ver los partidos desde las gradas del Arthur Ashe.

En el caso de Washington, Paula Reid, periodista de CBS News, contaba que, mientras cubrían todo lo que acontecía en la Casa Blanca en las semanas previas a las elecciones, un grupo de mapaches visitó a los periodistas allí presentes. Algunos hurgaron en los equipos, pero otros cogieron del pantalón a varios profesionales de la información.