1. home
  2. /En la red

¡Amor de padre! Un hombre se hace un tatuaje igual a la enorme mancha de nacimiento de su hijo

El niño, de 8 años, sentía un gran complejo que, gracias al gesto de su papá, está empezando a desaparecer

2 Minutos de lectura

17 de Diciembre 2020 / 17:22 CET

Se tatuó la mancha de nacimiento de su hijo

Derek Prue y su hijo, mostrando el tatuaje que tanto ha ayudado al pequeño y la mancha de nacimiento de este

© Captura de pantalla de CBS

Treinta largas horas, repartidas en varias sesiones, soportando la aguja para hacerse un tatuaje muy especial: la enorme mancha de nacimiento de su hijo. Es el gesto de amor de un padre canadiense, Derek Prue, a su pequeño de 8 años, que se sentía enormemente acomplejado por las dimensiones de la marca, que le abarca gran parte de la zona izquierda del torso.

Hacía meses que el niño, que también se llama Derek, no se quitaba la camiseta ni para ir a la piscina, temeroso de miradas de extrañeza o incluso de burlas. Por eso su padre pensó que sería de gran ayuda para él verle con una macha exactamente igual a la suya y decidió acudir a un tatuador para obrar el milagro.

Después de cada sesión, Derek llegaba a casa y procuraba que su pequeño no viese el tatuaje en proceso para mostrárselo una vez finalizado del todo. Cuando lo hizo, la reacción del niño fue de lo más emocionante para todos los que presenciaron el momento. Ocurrió hace unas semanas, cuando los Prue organizaron la sorpresa.

Shanel, la madre, llevó a sus hijos a la piscina de un hotel. Allí, el pequeño Derek jugaba junto a sus hermanas (con la camiseta puesta, como siempre) cuando apareció su padre y se desvistió para quedarse en bañador y mostrar su torso. El pequeño no se lo podía creer. “¡Qué chulo!”, gritó con una gran sonrisa. Y, acto seguido, se quitó la camiseta sin que nadie le dijera nada.

Después, Shanel le preguntó si volvería a ir a nadar sin su camiseta a partir de ahora, a lo que el niño respondió que podría hacerlo “siempre que papá esté allí”. Con esa respuesta, el esfuerzo ha merecido la pena para Derek Prue. “Me di cuenta de que se sentía inseguro, por eso quise hacerle sentir que no era el único”, comenta entre lágrimas en la cadena de televisión CBS. El pequeño, por su parte, explica que se sintió “feliz” cuando lo vio con la marca, pero también “un poco confuso porque no sabía que él había hecho eso” y lo dice con un brillo en sus ojos que traspasa las cámaras

Sesión de tatuaje
Derek se sometió a 30 horas de tatuaje en una zona muy sensible a las agujas©Captura de pantalla de CBS

El difícil proceso de tatuaje al que Derek se sometió

Cuando Derek acudió al establecimiento de tatuajes y piercings, no se imaginaba para nada a lo que estaba a punto de enfrentarse: “La primera vez que fui, me tumbé en la camilla y, a las tres o cuatro horas, pensé que estaría a punto de acabar”. Se lo preguntó al tatuador y la respuesta no fue para nada lo que él esperaba: “Sí, casi hemos terminado de delinear la forma”. Quedaban por delante unas 25 horas más en una zona especialmente sensible para los tatuajes.

El propietario del establecimiento, al saber el motivo que lo había llevado hasta allí, decidió cobrarle un precio simbólico porque un gesto tan noble como el suyo es de un inestimable valor. Una vez terminado el tatuaje, Prue asegura que se siente bien: “Ahora los dos tenemos la misma marca para toda la vida”.