1. home
  2. /En la red

Dos niños roban el coche de sus padres, conducen durante cinco horas y les pillan por comprar unas galletas

Los pequeños se subieron a bordo del vehículo y viajaron desde Nueva York hasta la frontera entre Nueva Jersey y Delaware

2 Minutos de lectura

17 de Diciembre 2020 / 14:52 CET

Dos niños robaron el coche a sus padres

El conductor de doce años y su prima, de siete, realizaron un viaje que les llevó desde Nueva York hasta la frontera del estado

© GettyImages

Cinco horas es lo que duró la aventura de un niño, de doce años, y de su prima, de siete, a bordo del Range Rover de los padres del pequeño. Y no, no iban de viaje a alguno de sus destinos favoritos: era él quien iba al volante. Afortunadamente la travesura se quedó en un susto y no hubo que lamentar ningún daño.

El recorrido de 160 kilómetros fue desde la casa del niño ubicada en el barrio de Queens, Nueva York, hasta la frontera que dividen los estados de Nueva Jersey y Delaware. Poco le importó la ausencia del correspondiente permiso de conducir para ponerse al volante del coche de sus padres, sin su permiso, y junto a su prima pequeña.

Eran las diez de la mañana cuando, precisamente, sus progenitores se dieron cuenta que los pequeños no estaban en casa; tampoco el Range Rover ocupaba su lugar habitual en el garaje. Ante estas ausencias, revisaron las imágenes de vigilancia de su casa y fueron testigos de la grave travesura. De forma inmediata se pusieron en contacto con una de las comisarías de Queens.

Dos niños robaron el coche a sus padres
La Policía cree que la grave travesura podría estar propiciada por uno de los retos que circulan por internet©GettyImages

La clave: unas galletas

Los agentes rastrearon a los menores gracias a los lectores de matrículas ya las cámaras de las carreteras de Staten Island: sabían la dirección que habían tomado, pero todavía tenían que dar con ellos. Lo consiguieron gracias a que pararon en un área de descanso en la frontera y compraron galletas. Un movimiento hecho con la tarjeta de su padre, que recibió un mensaje informativo en su móvil desvelando, así, la ubicación de la tienda y de su hijo.

Los agentes intentaron parar el coche, pero los niños decidieron ignorar sus indicaciones. Evitaron poner en marcha una persecución para evitar que esto provocara un accidente en el que se vieran implicados los menores. Cuando lograron detenerlos y comprobaron el estado físico de los dos, la niña les dijo: “Ha sido divertido, me hubiese gustado conducir a mí”. Según fuente policiales, esta maniobra podría deberse a un reto de internet en el que se propone conducir hasta que el coche se queda sin gasolina.

Dos niños robaron el coche a sus padres
En otra ocasión, un pequeño de cinco años condujo el coche familiar para ir a comprar un deportivo italiano©GettyImages

Ir a comprar un Lamborghini

Conducir el coche de los adultos es una ocurrencia más habitual de lo que debería, a menos en Estados Unidos. Hace algún tiempo, en el estado de Utah, una patrulla observó un vehículo que circulaba en zigzag a una velocidad de unos 50km/h. Cuando detuvieron el coche se encontraron con que el conductor era un niño de cinco años.

Cuando le preguntaron dónde iba, el menor respondió que se dirigía al estado de California para hacerse con un Lamborghini: había discutido con su madre porque no le quería comprar el coche y decidió ir él mismo… con tres dólares en el bolsillo. Se sentó en el borde delantero del asiento para llegar a los pedales y se puso en marcha escapando, así, de la vigilancia de su hermano mayor que se había quedado al cargo mientras sus padres estaban fuera.