1. home
  2. /En la red

Esta pareja cancela su boda por el Covid, pero no el banquete: invierten el dinero en dar de comer a los más necesitados

Emily Bugg y Billy Lewis iban a perder algo más de 4.000 euros así que propusieron al catering donarlo a una fundación

2 Minutos de lectura
Iban a perder la señal y pidieron al catering que organizase una comida benéfica

Emily y Billy iban a perder la señal que habían dado a la empresa de catering así que les pidieron que la invirtieran en una solidaria comida de Acción de Gracias

© GettyImages

Como les ha ocurrido a otras tantas parejas, Emily Bugg y Billy Lewis han tenido que cancelar su boda debido al coronavirus. La fecha que habían elegido era octubre, pero a medida que se acercaba el gran día la pandemia empeoraba a pasos agigantados hasta que no les quedó más remedio que anularla y posponerla… a pesar de que perderían la señal del banquete. Para que ese dinero no cayese en saco roto, tuvieron una bonita idea en la que emplearlo.

Aunque el evento no se podía celebrar junto a sus familiares y amigos, Emily y Billy siguieron adelante con la formalización del compromiso: el 1 de octubre se convirtieron en marido y mujer en el Ayuntamiento de Chicago. Una ceremonia íntima en la que no tenía cabida el gran banquete con el que habían soñado… y para el que ya habían dado una elevada señal.

La pareja había pagado 4.100 euros, dinero que se iba a perder al cancelar la boda. Sabiendo que no iban a poder recuperarlo hablaron con la empresa de catering y les pidieron que utilizaran esa cantidad para una causa benéfica. La empresa aceptó la oferta e invirtieron el dinero en la organización de una comida para 200 personas con motivo de la celebración de Acción de Gracias.

Fue Thresholds, la organización benéfica para la que trabaja Emily Bugg y que ayuda a drogodependientes y a gente con enfermedades mentales, la que recibió con los brazos abiertos el gesto del matrimonio. Se prepararon menús que incluían pavo, puré de patatas, judías verdes, ensalada, pan y postre: lo empaquetaron todo y se lo entregaron en mano a los pacientes.

A esto hay que añadir que el local de Chicago donde iban a celebrar la ceremonia sí les devolvió la fianza y en el próximo evento que organice la Epilepsy Foundation, recibirán ese dinero: “Mirándolo todo desde un punto de vista global, la cancelación de la boda no es lo peor que nos podía haber pasado”.

Iban a perder la señal y pidieron al catering que organizase una comida benéfica
El lugar en el que iban a celebrar la ceremonia sí les devolvió la fianza, que también han donado a una fundación ©GettyImages

Otro caso

Lauren Jiménez y Patrick Delgado se comprometieron en mayo de 2019 y a lo largo de 2020, el Covid-19 les obligó a cancelar su enlace en tres ocasiones: la cuarta no llegó porque, a pesar del positivo de la novia, hubo ceremonia a distancia.

La pareja canceló todos los servicios contratados y decidió donar la señal dada al catering para dar de cenar a los más necesitados en la misma festividad. Lauren y Patrick han desvelado que la gran celebración tendrá lugar en 2021: les gustaría celebrar su primer aniversario de bodas con sus seres queridos y amigos… si es posible.