1. home
  2. /En la red

Un policía adopta a la niña de 4 años que rescató de un hogar donde sufría malos tratos

Brian Zach, de Arizona, asegura que desde vive con su familia la pequeña ‘ha florecido’

2 Minutos de lectura

06 de Diciembre 2020 / 19:20 CET

Un agente de policía adopta a la niña de 4 años que rescató de un hogar donde sufría malos tratos

La pequeña Kaila, junto a su familia

© Captura del vídeo de ABC 7

En marzo de 2018, el teniente del Departamento de Policía de Kigman, Brian Zach, recibió una llamada de emergencia que cambiaría para siempre su vida. Uno de sus oficiales le informó que tenía que acudir para verificar la situación en una casa. Al llegar al lugar, vio que Kaila presentaba múltiples lesiones provocadas por sus cuidadores, él la ayudó, la consoló e informó que era necesario abrir una investigación.

Esa misma noche, Brian se quedó con la pequeña en el centro de policía mientras esperaban a que llegaran los detectives para que fuera atendida en el hospital y durante ese tiempo ambos congeniaron. “Coloreamos, comimos bocadillos... me cogió de la mano y era una cosita preciosa”, dijo Brian a una entrevista a Daily Mail.

Después de que recogieran a la niña y la llevaran al hospital, él se fue a su casa, donde le esperaban su mujer y sus dos hijos adolescentes. Sin embargo, no se podía sacar de la cabeza a la pequeña Kaila y le comentó a su esposa que ojalá se fuera a vivir con ellos. Por eso, cuando se enteraron de que los servicios sociales estaban teniendo problemas para recolocar a la pequeña en una casa de acogida, no lo dudaron ni un segundo y de inmediato decidieron acogerla.

Un agente de policía adopta a la niña de 4 años que rescató de un hogar donde sufría malos tratos
La pequeña ya es una más en la familia Zach©Captura del vídeo de ABC 7

La niña llegó a su nuevo hogar solo “con una taza y una bolsa de ropa que no le quedaba bien”. Era muy tímida e introvertida, pero al poco tiempo se abrió a la familia y al segundo día ya llamaba a la mujer de Zach “mamá”.

La familia vivía con la preocupación de que volviera con sus padres biológicos o que algún familiar cercano la reclamara, porque Kaila estaba en una situación de acogida temporal. Pero ese día nunca llegó y el pasado 18 de agosto, 30 meses después de ser rescatada la familia Zach dio la bienvenida oficialmente a un nuevo miembro de la familia al conseguir la adopción en el Tribunal Superior del condado de Mohave en la ciudad de Lake Havasu.

“Lo mejor de 2020 es el hecho de que ganamos un miembro oficial de nuestra familia. Ese fue mi regalo de Navidad”, aseguró Brian.

Kaila disfruta ahora de sus clases de preescolar, los animales el baile y los juegos de fantasía. Según su padre adoptivo, tiene un gran sentido del humor y es muy ingeniosa.

El caso de Kaila ha hecho que el matrimonio se plantee ayudar a más niños que se encuentran en su misma situación renovar su licencia de crianza temporal. “Tuve muchos casos de maltrato infantil y siempre hay niños con los que me uniría y me encantaría sacarlos de situaciones difíciles y llevarlos a casa”, explicó.