1. home
  2. /En la red

El primer centro comercial con escaleras mecánicas de Camerún abre sus puertas entre curiosos… y muchas caídas

En Douala, capital económica del país, se ha inaugurado el recinto de estas características más grande de África Central

2 Minutos de lectura
Escaleras mecánicas en un centro comercial

El Douala Grand Mall es el centro comercial más grande de África Central y el primero con escaleras mecánicas

© GettyImages

Para la mayoría de nosotros se trata de una comodidad presente en el día a día y que empleamos cuando accedemos al metro, a un centro comercial o a un gran supermercado. No obstante, en aquellos lugares que tienen menos recursos enfrentarse por primera vez a una escalera mecánica puede suponer toda una aventura. Es lo que ha sucedido en Camerún, donde este recurso no se había visto nunca antes y al que sus habitantes han tenido que acostumbrarse… con alguna que otra dificultad.

Es la primera vez que los cameruneses conviven con esta tecnología móvil característica de centros comerciales. A mediados del mes de noviembre, en la ciudad de Douala (capital económica del país) tuvo lugar la inauguración del centro comercial más grande de África Central: el Douala Grand Mall. Un evento en el que la euforia por descubrir la magnitud del lugar se mezcló con los numerosos accidentes que se multiplicaban en las escaleras mecánicas del moderno recinto.

Escaleras mecánicas en un centro comercial
Hay, de media, unas 20 caídas diarias y los guardias de seguridad han sido formados para atender los incidentes ©GettyImages

Los protagonistas las grabaciones y de los vídeos que se han publicado en las diferentes redes sociales son clientes que visitan el primer centro comercial de Camerún equipado con escaleras mecánicas. Puede parecer extraño o, incluso, llegar a pensar que se trata de personas algo torpes… pero lo cierto es que estas imágenes evidencian las desigualdades que hay en el mundo.

Más de 20 caídas diarias

Ha sido Carrefour la cadena encargada de abrir un recinto que, obviamente, acaparó todas las miradas de los residentes en Douala y provocó largas colas a la entrada, curiosidad y, como hemos dicho, multitud de caídas en las escaleras mecánicas. La muchedumbre no tardó en agolparse en torno a esta tecnología mientras en el ambiente flotaba la curiosidad mezclada con algo de temor ante algo nuevo y desconocido.

Los más valientes no dudaron en subirse a ellas y muchos de ellos terminaron su aventura de la manera más accidentada: o no eran capaces de mantenerse en pie y sujetarse mientras los peldaños se movían solos o perdían el equilibrio. Tanto es así que las escaleras mecánicas llegaron a causar más de 20 caídas de media al día y los guardias de seguridad del nuevo centro comercial de Camerún tuvieron que ser instruidos para socorrer a todo aquel que se cayese por ellas.