Utqiagvik, la ciudad que no volverá a ver el sol hasta enero de 2021

Los habitantes de este lugar en Alaska estarán sumidos en la penumbra hasta el año que viene

2 Minutos de lectura

21 de Noviembre 2020 / 19:24 CET

Utqiagvik, la ciudad que no volverá a ver el sol hasta 2021

Hasta enero de 2021 no volverá a ver el sol

© Utqiaġvik (Barrow) Sea Ice Webcam

¿Te imaginas cómo sería vivir en una ciudad durante 66 días sin ver la luz del sol? En una ciudad de Alaska tienen que convivir con ello cada año. Utqiagvik, antes conocida como Barrow, se despidió del sol literalmente hasta el próximo 23 de enero del 2021, fecha en que volverá a salir. Sus habitantes vivirán 66 días sumidos en la penumbra por la conocida como ‘noche polar’.

Este fenómeno natural se prolonga por más de 24 horas, produciéndose un período de oscuridad sin amaneceres y ocurre, generalmente, dentro de los círculos polares. La explicación de por qué se produce esto es debido a la inclinación de la Tierra, motivo por el cual el sol no se eleva por encima del horizonte en el Círculo Polar Ártico durante los meses de invierno.

Utqiagvik, la ciudad que no volverá a ver el sol hasta 2021
En verano, disfrutan de 80 días seguidos sin que el sol se ponga.©Utqiaġvik (Barrow) Sea Ice Webcam

Sus 4.000 ciudadanos de este ciudad más septentrional de América continental y ubicada a unos 531 kilómetros del límite del círculo polar ártico, viven una noche eterna. Sin embargo, son muchos los que piensan que no hay nada de claridad y eso es un error. Según apunta The Weather, lo que ocurre es un crepúsculo civil, cuando el sol está a 6 grados bajo el horizonte y crea una pequeña iluminación para ver las cosas desde afuera, que le permitirá vislumbrar un poco de luz.

Kaktovik, Point Hope y Anaktuvuk Pass son otros de los lugares que tampoco se libran de este fenómeno natural. Mientras que cuando llega el verano esta pequeña localidad de Alaska podrá disfrutar de 80 días seguidos sin que el sol se ponga.

UNA ISLA QUE VIVE EN EL FUTURO

Los lugares recónditos y que guardan secretos nunca dejan de fascinarnos. En la isla Lord Howe, declarado patrimonio de la UNESCO, viven durante seis meses al año en el futuro. Son solo una extensión de 11 kilómetros de largo por 2,8 de ancho y en forma de media luna, su belleza y biodiversidad atraen a cientos de personas. Además, no hay cobertura de teléfono, tan solo unos 300 habitantes y los turistas están limitados.

Un idílico lugar en el que dejar perderse y disfrutar de setas luminosas e insectos únicos. Y por si fuera poco esta isla australiana vive en el futuro durante seis meses al año. Aunque existe la idea generalizada de que los husos horarios se dividen en horas enteras, en varias partes del mundo no es así. Lord Howe es un ejemplo pues tiene también medias horas.