El impactante vídeo que remueve conciencias: ‘Tu abuela tiene coronavirus, ¿no habrás estado de fiesta?’

Willy Suárez ha dirigido un cortometraje de un minuto en el que transmite un contundente mensaje a los más jóvenes

2 Minutos de lectura

04 de Noviembre 2020 / 12:12 CET

Un corto que remueve conciencias de los jóvenes

En un minuto se busca remover conciencias mostrando los efectos que tiene no cumplir con las medidas de seguridad e higiene

© willyysuarez

Concienciar a los jóvenes sobre el peligroso papel que juegan en la propagación del coronavirus. Ese es el objetivo que persigue el vídeo más viral de estos días: en apenas un minuto, la historia de un chico y de su abuela golpea a quien la está viendo. Sesenta segundos que representan una escena que podría tener lugar en muchos hogares españoles.

Detrás de estas imágenes está Willy Suárez. Él ha dirigido este cortometraje titulado ‘+1’ para Cultura Inquieta y el Instituto del Cine de Canarias, donde estudió. Se publicó a principios de noviembre y en sólo tres días ha superado los dos millones de reproducciones. Diversas autoridades y rostros públicos se han hecho eco del mismo invitando al resto a invertir un minuto de su tiempo en comprobar las consecuencias que tienen algunos actos dentro de la pandemia.

El vídeo busca encarna las imprudencias que se comenten cuando se abusa de la confianza en reuniones con amigos y familiares en las que los asistentes se relajan dejando a un lado medidas como la distancia social o el uso de mascarilla. La acción pone el acento en las fiestas privadas que se han convertido en una alternativa al ocio nocturno; eventos se han convertido en uno de los principales focos de contagio en la segunda ola.

Un corto que remueve conciencias de los jóvenes
En tres días, el cortometraje de Willy Suárez ha conseguido superar los dos millones de reproducciones©willyysuarez

Una fiesta privada

En el cortometraje de Willy Suárez se retrata una casa en la que hay un grupo de personas que no respeta el metro y medio de seguridad y que no cuentan con ningún sistema de protección. En un momento de la fiesta, uno de los presentes recibe una llamada de su madre para preguntarle dónde está. Él responde con una mentira: “Estudiando en casa de Javi”.

No obstante, el propósito de su progenitora no es tenerle localizado sino informarle sobre el estado de salud de su abuela, que está muy enferma: “Es tu abuela”. El adolescente responde: “¿Qué le pasó?”. Y es entonces cuando llega la noticia ya que su madre le cuenta que “está muy mal, está ingresada en el hospital y apenas puede respirar”. El protagonista no se lo puede creer: “Pero si el otro día fui a verla y estaba perfecta”.

Realista, directo y contundente

No tarda en saber qué es lo que ha llevado a la mujer al centro hospitalario: “Tiene Covid y no sabemos cómo lo cogió, todos hemos tenido mucho cuidado. ¿Tú no habrás ido de fiesta?”. Una nueva respuesta en forma de mentira: “No”. La madre termina la llamada: “Está muy mal. No creen que salga de esta noche. Ten mucho cuidado, ¿vale? Te quiero”. El chico cuelga el teléfono destrozado.

El vídeo termina sumando un uno, el de la abuela, al total de contagiados. Un mensaje realista, directo y contundente que advierte a los más jóvenes de las peligrosas consecuencias que pueden tener acciones como las fiestas privadas en las que no se toman las medidas de seguridad e higiene pertinentes. El cortometraje no ha tardado en recibir elogios y en ser compartido en las redes sociales convirtiéndose, así, en viral cumpliendo con su misión: remover conciencias.