El divertido baile de unos niños huérfanos de Uganda que te contagiará de felicidad

Los pequeños están a cargo de la ONG Masaka Kids Africana donde les dan comida, ropa, educación y atención sanitaria

2 Minutos de lectura

23 de Octubre 2020 / 12:45 CEST

Huérfanos de Uganda

Sus movimientos están perfectamente coordinados y sus coreografías son una verdadera cura para el alma

© masakakidsafricana

Viven en mitad de la pobreza, y a su corta edad han sido testigos de cómo la enfermedad o los conflictos bélicos se llevaban por delante a sus seres queridos. No tienen juguetes ni en muchas ocasiones acceso a agua potable, sin embargo este grupo de niños huérfanos de Uganda ha dejado claro que su felicidad no viene de las cosas materiales. En medio de este difícil escenario la ONG Masaka Kids Africana  trabaja día a día por hacer su vida un poquito más fácil la vida de estos pequeños proporcionándoles comida, ropa, educación y atención sanitaria. Pero no solo eso, para intentar que se olviden de toda la tristeza y los problemas que les rodean los voluntarios de esta ONG les han enseñado a bailar. Una forma de terapia con la que no solo han conseguido que estos niños vuelvan a sonreír sino que han logrado que emocionen al mundo y contagien con su felicidad a todo aquel que los ve.

Sus movimientos están perfectamente coordinados y sus coreografías son una verdadera cura para el alma. No necesitan los mejores zapatos de bailen, de hecho bailan descalzos, y no hay ritmo que se les resista. Y es para ellos la música y la danza son el mejor de sus antídotos contra la tristeza. “Bailamos por las risas, por las lágrimas, por la locura, por los miedos, por las esperanzas, por los gritos, somos bailarinas, creamos sueños”, declaran la ONG en su página web citando a Albert Einstein.

Con más de 887.000 seguidores en Instagram y más de un millón de suscriptores en YouTube, estas pequeñas estrellas del baile, que también cuenta con su propia cuenta de Spotify e incluso su propio disco llamado Let‘s Praise, han conseguido que se les escuche.

Convertidos en una gran familia, esa que nunca llegaron a tener, estos niños han logrado que el tarareado Cumpleaños feliz suene diferente, que el tema Que tire pa‘ alante del reguetonero Daddy Yankee cuente con una coreografía muy singular o que el se te vayan solo los pies escuchando la canción Black Parade de Beyonce.

Pero si hay una canción y un baile con el que han logrado poner la carne de gallina al mundo este es el de   Jerusalema , un tema muy alegre y esperanzador que fue usado por los sanitarios en los hospitales de Occidente para mantener a los pacientes contagiados con fuerzas para luchar.

Convertidos en todo un ejemplo a seguir estos niños han logrado, sin ser conscientes de ello, enviar un mensaje de fortaleza y esperanza al mundo, que en estos difíciles meses lo necesita más que nunca.