Joan MacDonald: así se ha convertido en la abuela ‘influencer’ del fitness

Tras una crisis sentimental y varios problemas de salud, dio un giro de 180 grados a su vida

2 Minutos de lectura

06 de Octubre 2020 / 10:09 CEST

Ha perdido 24 kilos en casi tres años

En algo menos de tres años, Joan MacDonald ha perdido unos 24 kilos con la ayuda de su hija Michelle

© trainwithjoan

A sus 74 años, esta canadiense no conoce el significado de la palabra límite. Un fracaso sentimental la llevó a convertirse en lo que es hoy en día: una ‘fitgirl’ con casi un millón de seguidores en las redes sociales que, con su ejemplo, inspira a todo el mundo que se cruza con sus rutinas y sus consejos. Así se ha convertido Joan MacDonald en la abuela influencer.

Hace varios años, Joan vivió una crisis en su matrimonio que desembocó en una gran depresión. Como consecuencia, sus problemas de salud (artritis, colesterol e hipertensión) se agravaron y llegaron los tratamientos con medicamentos. Fue entonces cuando pisó el freno: no estaba dispuesta a tomar pastillas porque vio a su madre pasar por una situación parecida y ella no estaba dispuesta a repetir aquello.

Dicho y hecho. La evolución que ha vivido desde 2018 ha sorprendido a propios y extraños. Incluso a ella misma le choca todo lo que está ocurriendo: “Cuando comencé nunca creí que llegaría hasta aquí. Yo solo quería recuperar mi salud y dejar los medicamentos. Espero que todos sigan eligiendo crecer y atreverse a soñar otra vez”.

Ha perdido 24 kilos en casi tres años
Joan ha ido mostrando todos su cambios en las redes sociales, donde atesora casi un millón de seguidores©trainwithjoan

De la mano de su hija

¿Cómo lo logró? Con la ayuda de su hija, la entrenadora Michelle MacDonald. Joan se apuntó a sus clases online de cardio, yoga o levantamiento de pesas; este fue el primer paso para dar un giro de 180 grados y cambiar su estilo de vida. Si a esto añadimos una buena nutrición, tenemos toda una fuente de inspiración: en menos de tres años esta fitgirl ha perdido 24 kilos y ha tonificado todo su cuerpo. Algo que, además, le ha ayudado a mejorar sus problemas de salud.

Toda es transformación no se ha quedado en el plano personal. Consciente de que se ha convertido en un modelo a seguir, Joan aprovechó su propia experiencia para tratar de motivar a otras personas compartiendo su día a día, fotografías, rutinas de ejercicios, consejos de alimentación, frases motivacionales… Así es cómo, a sus 74 años, se ha convertido en toda una influencer de la vida fitness.