Cinco loros de un zoo del Reino Unido son aislados debido a su ‘piquito de oro’

Los responsables del parque han decidido separarlos debido a que han aprendido a decir palabrotas

1 Minuto de lectura

30 de Septiembre 2020 / 11:13 CEST

Close-Up Portrait Head Shot Of African Grey Parrot

Aunque al principio se lo tomaron como una broma después decidieron tomar medidas para corregir su vocabulario

© GettyImages

Billy, Eric, Tyson, Jade y Elsie llegaron el pasado mes de agosto al zoológico de Lincolnshire para hacer las delicias de los visitantes con su particular verborrea. Sin embargo, tras unos días en el recinto, estos cinco loros africanos han tenido que ser aislados temporalmente pues en su particular vocabulario tan solo hay cabida para los insultos y obscenidades que soltaban sin ningún tipo de filtro delante de los turistas. Lo que empezó siendo algo gracioso y anecdótico tanto para los visitantes como para los cuidadores del zoo ha acabado siendo un auténtico quebradero de cabeza para los responsables del centro. “Estamos bastante acostumbrados a que los loros digan palabrotas pero nunca hemos tenido cinco insultando al mismo tiempo” ha declarado Steve Nichols, director ejecutivo del parque.

Gabon African Grey Parrot Lifting Its Paw On A Black Background With Space For Copy
Hasta nueva orden los loros han sido recolocados junto a otros pájaros para que imiten su canto y se olviden de las palabrotas ©GettyImages

Por ello, y hasta que aprendan buenos modales, han decidido separar a estos cinco ejemplares del resto de sus compañeros y también aislarlos entre si ya que cuando uno comenzaba a decir palabrotas el resto también se animaba. “Los pusimos en una pajarera fuera del territorio principal con la intención de que comiencen a aprender los sonidos de otros pájaros de su alrededor”, explicó Nichols.

A pesar de que de momento no han recibido ninguna queja por parte de los visitantes a los que le divierte escuchar las groserías que pronuncian los loros, el personal empezó a preocuparse por los niños que suelen ir a ver a sus animales favoritos durante el fin de semana. Según cuenta el responsable del parque, el hecho de que un loro te recomiende que te vayas a la mierda le hace mucha gracia a la gente, aunque podría convertirse en un comportamiento: “Nos ha sacado una gran sonrisa en un año realmente difícil”.

tags: