El baile ‘sanador’ con el que un padre hace reír a su hijo de 14 años con cáncer

El adolescente lleva mucho mejor sus sesiones de quimioterapia (e incluso se anima a bailar) gracias a la ocurrencia de su progenitor

2 Minutos de lectura

29 de Septiembre 2020 / 16:49 CEST

Chuck Yielding, padre de Aiden

Chuck, frente al hospital durante uno de sus bailes, al que se han unido varias personas

© All in for Aiden

Aiden Yielding, de 14 años, está recibiendo un tratamiento muy agresivo de quimioterapia para tratar la leucemia que padece. A causa de las medidas de seguridad para evitar contagios por coronavirus dentro del hospital (el Cook Hospital para niños de Fort Worth, en Texas, Estados Unidos) solo le puede acompañar una persona. Es Lori, su madre, quien siempre está con él en estos difíciles momentos, pero eso no implica que Chuck, su padre, se quede de brazos cruzados esperando.

“Las restricciones durante la pandemia me hicieron sentir impotente y la única forma que se me ocurrió para sobrellevar la situación era estar presente de alguna manera durante sus tratamientos”, explica en declaraciones recogidas por El Confidencial Chuck, que acompaña a Aiden y a Lori al centro hospitalario cada martes, el día de la semana que el adolescente recibe la quimioterapia.

Uno de esos martes Aiden se acercó a la ventana y su espera para recibir el tratamiento dejó de ser inquietante gracias a la genial idea de su padre: “cuando fue capaz de llegar a la ventana, me pareció natural saludar y seguir adelante… ¡pero lo que terminé fue bailando!”, rebela sorprendido el propio Chuck.

El motivo del baile fue tan conmovedor y los pasos que daba tan desternillantes que el vídeo en el que se puede ver a este padre entregado bailando por su hijo se ha hecho viral e incluso ya algunas personas se unen a él cada martes en su peculiar coreografía. Lo mejor es que ha conseguido que Aiden baile con él y se olvide de la quimioterapia por un momento.

 

Aiden, 14, was diagnosed with acute lymphocytic leukemia (ALL) toward the beginning of the COVID-19 pandemic. Due to...

Publicada por Cook Children's en Martes, 22 de septiembre de 2020

“Me encanta saber que le hace reír”, comenta Chuck. “Quiero hacerle saber que su lucha es mi lucha. Nunca quisiera que él pensara que está pasando por esto sin su papá“. Por otro lado, Lori confiesa que la ocurrencia de su marido ha conseguido hacer mucho más llevaderas estas duras esperas en el hospital. ”Me encanta escuchar las risitas de Aiden y verlo reír a carcajadas con los movimientos de baile de Chuck”.

“Puede estar teniendo un día terrible, lo que también se transfiere hacia nosotros algunas veces, pero es instantáneamente mejor una vez que ve a su padre mover el trasero”, comenta Lori. “La sonrisa de Aiden es contagiosa y puede iluminar una habitación, incluso aunque esté detrás de su mascarilla“.

tags: