La merecida recompensa por su trabajo incansable a un repartidor de pizza de… ¡89 años!

El entusiasmo con el que acude a cada casa a llevar las pizzas es tal que se ha ganado el cariño y la admiración de todos sus clientes y de miles de usuarios en las redes sociales

2 Minutos de lectura

25 de Septiembre 2020 / 16:25 CEST

Derlin Newey, repartidor de pizza de 89 años

Carlos Valdez y su esposa acuden a casa de Derlin Newey para hacerle entrega del dinero recaudado a través de Internet

© Captura de pantalla de KSL

Derlin Newey es un repartidor de pizza que vive solo y trabaja para poder hacer frente a sus gastos esenciales. Este dato no llamaría en absoluto la atención si no fuera porque tiene nada menos que 89 años. A pesar de que es una edad en la que debería estar disfrutando de su jubilación, Newey acude a cada casa con un entusiasmo desbordante, con el que se ha ganado con creces el cariño de sus clientes, todos en la ciudad estadounidense de Roy, en el estado de Utah.

Entre esos clientes se encuentra Carlos Valdez, que pide a menudo pizza por teléfono. La alegría de Derlin le resulta tan contagiosa que se le ocurrió grabarle cada vez que llamaba a la puerta para traer la comida. Subió el vídeo a su perfil de TikTok, donde no ha tardado en hacerse viral.

“Es una locura”, comenta Valdez a la cadena de televisión KSL. “Todo el mundo le quiere”. De hecho, varios usuarios de esta red social sugirieron abrir un desafío Venmo, que consiste en solicitar a tus seguidores que hagan una donación a través de una app para destinarla a camareros y otros trabajadores de hostelería, uno de los sectores peor pagados en Estados Unidos.

A Carlos le pareció una excelente idea porque “alguien de esa edad no debería estar trabajando tanto”, de modo que se puso manos a la obra. En pocos días recaudó 12.000 dólares (más de 10.300 euros) y su esposa y él decidieron ir a entregarle en persona el cheque con el dinero a Newey, que no se lo podía creer.

“¿Cómo puedo agradecerlo?”, expresó sin poder contener las lágrimas. “No sé qué decir”. Carlos Valdez, por su parte, está feliz no solo por haber ayudado a alguien que le hacía falta, sino también por haber entablado con él una buena amistad. “No podría haber ido mejor”.

Los usuarios de TikTok que habían visto el vídeo se alegraron igualmente de la más que merecida sorpresa a Derlin Newewy, “el hombre más asombroso”, según comentó en la red social alguien que lo conoce. “Lloré cuando me lo contó”, dijo el hombre. “Gracias, chicos”.